InicioTendenciasCómo asegurar el sueño del bebé y de los padres

Cómo asegurar el sueño del bebé y de los padres

Los trastornos de sueño en lactantes se han vuelto más frecuentes. Un recién nacido debiese dormir, en promedio, un total de 16 horas diarias.

Los bebés tienen un ciclo de sueño distinto a los adultos y esta diferencia puede traer consecuencias en el dormir de los padres. En el último tiempo las consultas por trastornos de sueño en menores han aumentado, llamando la atención de especialistas. Según cifras de Clínica Somno, el insomnio se produce en un 30% de los niños bajo los 2 años.

En promedio, un recién nacido debe dormir un total de 16 horas diarias, con hasta ocho episodios de sueño de 4 horas cada uno. Desde antes del nacimiento, los bebés tienen neuronas cerebrales con capacidad de ejercer como “reloj biológico”, sin embargo, el funcionamiento de éste también se ve influido por las condiciones medioambientales de luz-oscuridad. Cerca del tercer mes de vida se aprende a sincronizar estas dos informaciones, de manera que puede empezar a coincidir el ciclo vigilia-sueño con el ciclo día-noche.

A partir de los 3 meses, los despertares nocturnos van disminuyendo y empiezan a dormir de manera continua, prácticamente durante toda la noche. No obstante, estos despertares pueden persistir, como consecuencia de una consolidación inadecuada del período de sueño nocturno.       

A los dos años, los bebés deberían dormir por la noche unas 10 horas, más las dos siestas habituales. A partir de los tres años de edad va disminuyendo la “necesidad” de dormir durante el día, hasta prácticamente desaparecer antes de los seis años.

“Mantener un lugar estable para dormir, considerar un horario fijo para el proceso de sueño, crear una rutina estereotipada previa a dormir y disminuir estímulos sonoros y/o visuales son buenas recomendaciones. La etapa más importante para adquirir hábitos de sueño se produce durante los primeros años de vida”, explica el Dr. Sebastián Rodríguez, médico neurólogo infantilo.

Recomendaciones para padres:

  • Evitar actividades estimulantes cerca de la hora de dormir.
  • Establecer una rutina: tomar un baño, leerle un libro o mecerlo antes de dormir puede ser un hábito que lo ayude a conciliar el sueño. También entregarle una manta o un peluche que pueda llevar a la cama.
  • Acondicionar la habitación para que duerma: reproducir música suave, atenuar las luces o poner una lámpara de luz para bebés y mantener una temperatura cálida ayudan a la conciliación del sueño.
  • Colocar al bebé en la cama o en una cuna cuando esté somnoliento: para que no se acostumbre a dormir en tus brazos. Idealmente antes de que esté dormido.
  • Contener a tu bebé si tiene miedo a la oscuridad o a quedarse solo: darle seguridad, no obligarlo a dormir con miedo e intentar arrullar sin levantarlo de la cama.
  • Los bebés deben dormir de espaldas: idealmente no tener materiales blandos que puedan bloquear sus vías respiratorias. 
  • Reaccionar ante el llanto sólo cuando corresponda: esto es una de las prácticas más difíciles. Se recomienda esperar unos minutos antes de aparecer en su pieza para ver si el llanto va disminuyendo y crear en el niño un hábito de aprender a tranquilizarse solo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment - Aguas del Valle Reporte de casos Covid

Lo último

Comentarios