InicioRegiónCoquimboAseguran que muro Costanera pone en peligro humedal El Culebrón y playa...

Aseguran que muro Costanera pone en peligro humedal El Culebrón y playa Changa

Este muro se está construyendo desde octubre de este año. Avanza rápido y está generando un grave e irreversible impacto en el humedal El Culebrón, su zona de influencia y la playa Changa.

Esta obra, que alcanza una inversión cercana a los 5.000 millones de pesos, ha sido mandatada por el Ministerio de Obras Públicas, a través de Dirección de Obras Portuarias, y se realiza sobre una zona concesionada por el Ministerio de Defensa Nacional a la Municipalidad de Coquimbo.

La obra está generando un impacto en un área de alto valor ecológico, ya que el humedal El Culebrón fue declarado sitio prioritario para la conservación de la biodiversidad (2003) y por Ordenanza Municipal de humedales de la Municipalidad de Coquimbo en el año 2018, siendo Coquimbo también declarada Capital de Aves y Humedales Costeros en 2018. 

Es por ello, que varios grupos, ONGs y científicos destacados a nivel nacional, que llevan años involucrados en la puesta en valor de este humedal, apoyados por La Lista del Pueblo – Movimiento Territorial Constituyente de la Región de Coquimbo, alertan y ponen en conocimiento de la ciudadanía sobre los múltiples impactos socio-ambientales que está generando este proyecto a corto, mediano y largo plazo, y la poca sostenibilidad en el tiempo de la obra.

“Este proyecto es un ejemplo más de intervención costera con un impacto negativo en el corto y largo plazo. Manifiesta la necesidad de generar un cambio de paradigma en la forma de intervenir nuestras costas desde la institucionalidad pública y también privada”, aseguran desde que la conglomerado.

Los grupos ambientalistas, ONG y científicos destacaron los siguientes puntos de vista al respecto:

IMPACTOS AMBIENTALES

Alteración de la dinámica de intercambio hídrico subterráneo existente entre el sector playa Changa, humedal El Culebrón y la zona de influencia del humedal. Al día de hoy, existe exposición de estas aguas subterráneas que se están bombeando hacia el mar. Se impactará el drenaje del humedal y la dinámica de la napa, con posibles anegamientos y cambios en la distribución actual de la vegetación.

Extracción de áridos y alteración del perfil de la playa. Según información del proyecto, se planifican extraer 41.250 m3 de áridos, lo que supondrá un cambio en la dinámica de la playa. La pérdida de playa aumentará con la presente obra y, por consiguiente, habrá un impacto social puesto que, con los años, la playa, la arena propiamente tal, desaparecerán ingresando el mar a esta zona.

Destrucción de vegetación nativa y endémica: Desde el comienzo de la obra se ha destruido vegetación nativa y endémica de la zona alta de la playa y en la zona de influencia del humedal debido a la excavación ya ejecutada, con zonas de más 2 m de profundidad. También por el aplastamiento por tránsito de maquinaria pesada en la zona aledaña a la obra. En el humedal El Culebrón y su área de influencia se han identificado 118 especies de plantas que están siendo o serán impactadas si continúa la obra en las actuales condiciones.

Poblaciones de aves impactadas en época de nidificación y de migración. Este humedal fue declarado sitio prioritario en 2003 y por ordenanza municipal en 2018, y en él se han registrado al menos 132 especies de aves, de las cuales el 25% son migratorias. Por tanto, se observa un impacto que supera el nivel local o regional, al alterar zonas que albergan especies migratorias.

Impacto en otras especies y sus hábitats: peces, anfibios, lagartijas endémicas, 6 especies de mamíferos.

No entró al Servicio de Evaluación Ambiental: La solicitud de pertinencia ambiental indicó que no era preciso que entrase a evaluación ambiental, pese a que el área intervenida presenta alto valor ecológico.

IMPACTOS SOCIALES

  • No garantiza una protección del barrio Baquedano de Coquimbo frente a eventuales eventos extremos como el tsunami de 2015 que debilitó las fundaciones de la Avenida Costanera y destruyó gran parte del barrio. Existe una alta probabilidad de que la infraestructura completa sea dañada de nuevo ante un evento futuro de tsunami, con la consecuente pérdida de la inversión de 5.000 millones de pesos. Por otro lado, el humedal absorbe la energía que proviene de estos eventos extremos, por lo que la alteración que se está generando con la presente obra, aumentará el riesgo y daños debido a la pérdida de absorción de energía por parte del humedal.
  • Este proyecto contribuye una vez más a la artificialización del territorio y se combina con la construcción de viviendas sociales en zona inundable.
  • No considera la dimensión estética y el valor intrínseco que tiene este sector para los habitantes de Coquimbo y de la Región.

Impactos económicos

No va acompañado de un proyecto de desarrollo turístico que realce el carácter único de estos ecosistemas costeros únicos. El proyecto no genera ningún beneficio económico a parte de no poder asegurar la sostenibilidad de la Avenida Costanera. Frente al aumento de la frecuencia de los eventos extremos relacionados al cambio climático (marejadas), este proyecto es el comienzo de una larga serie de costosos trabajos que no pueden resolver el problema objetivo.

Aviturismo: Existe un doble discurso en esta zona, ya que por un lado se incentiva el aviturismo mediante diversos proyectos en esta línea y, por el otro, se destruye el humedal que alberga la biodiversidad objetivo del turismo ambiental. Destacar que Coquimbo fue declarado Capital de las aves costeras y de humedales de Chile y el humedal El Culebrón es el 4º sitio de observación de aves de la Región de Coquimbo según el ranking de Ebird. Por otro lado, la misma Municipalidad de Coquimbo está en proceso de ingresar el humedal El Culebrón como humedal urbano gracias a la nueva normativa, lo que es contradictorio con la obra de reposición de la Costanera.

Gobernanza costera

A nivel internacional, se observa un cambio de paradigma en la intervención en la costa debido a la experiencia observada de poca sustentabilidad de obras rígidas, como esta obra, que generan grandes impactos a nivel ecológico y no soportan eventos extremos como marejadas o tsunamis. En varios países se está optando por no construir más estructuras rígidas y eliminar las existentes, o utilizar otras opciones, como son las Soluciones basadas en la Naturaleza o infraestructuras costeras híbridas (artificial y natural). 

Proceso participativo no inclusivo, efectivo: Sí existió proceso participativo, pero ninguna de las ONGs que llevan años trabajando y poniendo en valor esta zona de alto valor ecológico fueron invitados a esta instancia. Esto es contradictorio, ya que en este mismo humedal se está realizando participación ciudadana para co-diseñar el nuevo parque humedal El Culebrón.  

CONCLUSIÓN

Como lo ilustra este proyecto de ingeniería civil, pocas veces se considera el conjunto de dimensiones afectadas (social, ambiental, económico) en una visión integradora, participativa y sostenible a largo plazo. Gracias al despertar común y la decisión democrática que resaltó del último referendo de octubre, tenemos la oportunidad de reflexionar e implementar nuevas formas de desarrollos de nuestros territorios, basados en el bienestar popular y la conservación de nuestros patrimonios naturales. Es tiempo de cambio: no más intervenciones irresponsables como ésta.

2 COMENTARIOS

  1. Es una opinión o una noticia? No hay fuentes, ni respaldos ante las graves denuncias de impacto a mediano y largo plazo. Me parece que un medio debe al menos intentar contrastar ambas visiones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment - Aguas del Valle Servel Alicia Acuña

Lo último

Comentarios