InicioCulturaSe rememora vida y obra del Concejal de La Serena, Pedro Pablo...

Se rememora vida y obra del Concejal de La Serena, Pedro Pablo Muñoz Godoy

La Sociedad Patrimonial Pedro Pablo Muñoz Godoy (SPPMG), rememora vida y obra de Pedro Pablo Muñoz Godoy, al cumplirse un año más de su fallecimiento.

Esta actividad está patrocinada por la Ilustre Municipalidad de La Serena y por varias organizaciones culturales y patrimoniales de esta ciudad. La mayoría de las actividades serán virtuales y estarán disponible desde: http://sitiobatalladelosloros.cl/

Algunas de las acciones que se realizarán los días 25, 26, 27 de julio, son: Micro-videos en torno al Sitio de La Serena; Liberación de archivos inéditos del Sitio de La Serena; Conferencia virtual: vida y obra de Pedro Pablo Muñoz Godoy; Ofrenda floral en la tumba de Pedro Pablo Muñoz Godoy en el cementerio Municipal de La Serena; Ceremonia de izamiento de la bandera Constituyente en el Sitio de Los Loros, entre otras.

El prócer Pedro Pablo Muñoz Godoy, es considerado el hijo más ilustre de La Serena, porque fue su mejor soldado; hizo un sinnúmero de prestezas sociales en beneficio de la región; fue reiteradamente concejal de La Serena y primer diputado de la región y, además, fue un gran empresario que generó trabajo e innovaciones en la minería.

Pedro Pablo Muñoz Godoy fundó la comuna de La Higuera, donde creó escuelas, casas, puerto de embarque y minas; contrató a cientos de trabajadores. Realizó muchos adelantos en el ámbito de la metalurgia, lo que le hizo ganar una fortuna considerable, que gastó financiando instituciones públicas y artistas, como fue, por ejemplo, su fundamental mecenazgo, al pintor Juan Francisco González, para que este se volviera un pintor inmortal.

Fue un hombre absolutamente público; fundó la Sociedad Patriótica de La Serena, que se inspira en la Sociedad de la Igualdad y fundó la Sociedad de Artesanos de La Serena, que todavía existe. Fue concejal y mecenas de la ciudad; creó un hospital de sangre y el primer colegio de adultos. Fue varias veces diputado radical, en representación de la zona con respaldos nunca igualados, y murió en el ejercicio de su cargo.

Condujo —con José Miguel Carrera Fontecilla, Vicente Zorrilla, los Alfonso, los Comella, los Concha, los Cavada y otros centenares hijos de Coquimbo—, el legendario Sitio de La Serena de 1851, donde las tropas regionales no pudieron ser derrotadas por el gobierno central, ni por los mercenarios argentinos, ni por la armada inglesa. En 1859, siendo concejal de La Serena, se alistó en las tropas del Ejército Libertador del Norte y combatió junto a Pedro León Gallo en la denominada Revolución Constituyente. Luego, formó el glorioso Batallón Coquimbo de la guerra del ’79.

Murió en su casa, que estaba ubicada en la esquina sureste de la calle O’Higgins con Eduardo de la Barra, en La Serena, el día 26 de julio de 1882.

El Mercurio, de julio de 1882, informaba sobre su muerte: “Para muchos la importancia de Pedro Pablo Muñoz, Diputado por Coquimbo i recientemente fallecido en La Serena estaba vinculada a su pingüe fortuna i al generoso uso que hacía de ella, especialmente como hombre de partido. Pero el señor Muñoz desempeñó en su provincia natal puestos de mucha mayor importancia que lo de diputado o de millonario. Nació en 1827 en La Serena, educado en Santiago hasta 1849, fue en 1851 el ídolo de la clase obrera de La Serena que despertó en la revolución con una elocuencia brusca pero enérgica. Muñoz fue el “Francisco Bilbao” del pueblo coquimbano; i desde entonces siguió con fidelidad, en la próspera como en la adversa fortuna, las ideas un poco metafísicas, pero humanitarias de aquel célebre caudillo i filósofo chileno. Dotado de un notorio valor personal el señor Muñoz encabezó la revolución popular de La Serena el 7 de septiembre de 1851, asaltando a la cabeza de algunos grupos de mineros, i enseguida peleó en Petorca al frente del Batallón Igualdad, que a ejemplo de los Igualitarios de Bilbao organizó en el norte.
Perseguido después con encarnizamiento, no abandonó su bandera, aún en épocas a ciegas de pobreza i aflicción. Y al contrario cuando don Pedro León Gallo avanzó desde Copiapó. con sus huestes Constituyentes en 1859, él le salió al encuentro en Huasco i tomó el mando de su vanguardia. A la cabeza de ésta se hallaba en la mañana que tuvo lugar la célebre batalla del Cerro Grande en abril de aquel año, pues de haber peleado i vencido en Los Loros. Y aunque fue sorprendido por las tropas del general Vidaurre, el coronel Muñoz se batió en retirada con disputable arrojo dando lugar al general Gallo formase el resto de su ejército. La bonanza de las minas que había heredado de sus padres, i que recobró después de larguísimos pleitos; le permitió consagrarse a las labores de la paz con el mismo empuje que había puesto en los afanes de la guerra; i en este sentido su fallecimiento es una verdadera pérdida, para la minería de Coquimbo. Por fin deja un hermano tan animoso i batallador como él; i a él i a su desgraciada familia le enviamos la condolencia del antiguo amigo i compañero”.

El patriarca de Atacama, Manuel Antonio Matta dijo, tan proféticamente bien, cuando Pedro Pablo Muñoz enfrentaba a la inmortalidad: “En los de la Provincia de Coquimbo, P. P. Muñoz ha grabado profundamente y para siempre la marca de su voluntad y de su inteligencia que se consagran, sin cesar, a la ilustración y a la prosperidad de ella. Y si no ha de alcanzar una página en la historia de la Humanidad; si no puede dársele muchas, en la de Chile, Pedro Pablo Muñoz merece y ha de tener, en la de Coquimbo, muchas de las mejores y más brillantes; y ha de vivir lo que vivan Chile y una de sus más viriles y progresistas Provincias”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment - Aguas del Valle Reporte de casos Covid

Lo último

Comentarios