La quinoa es una semilla, clasificada como grano integral, cultivada en los Andes. Aunque los principales productores son Ecuador, Colombia, Argentina, Bolivia, Perú y EE. UU., su cultivo se está expandiendo por diferentes zonas de Asia y Europa. Su gran éxito se debe especialmente a su alto valor nutritivo, que supera el de cualquiera de los cereales tradicionales, siendo el único vegetal que contiene todos los aminoácidos esenciales, vitaminas y oligoelementos. En este artículo vamos a explicarte como preparar quinoa y la forma más adecuada de lavarla.

Tipos de quinoa

Antes de pasar al meollo de la cuestión, debes saber que hay 3 tipos diferentes de quinoa: blanca, roja y negra. Cada una de ellas tienen características específicas, lo que las hacen más adecuadas para distintos tipos de platos y elaboraciones.

Quinoa blanca

También llamada quinoa real, es la más conocida de las variedades de este grano integral, con una textura esponjosa y suave y un sabor suave.

Muy rica en minerales, vitaminas y proteínas, es la variedad con un menor número de calorías.

Quinoa roja

Con un intenso sabor, parecido al de la nuez, es habitual su uso acompañando frutas o ensaladas.

Su alto nivel en carbohidratos y fibra la hace muy popular entre los deportistas.

Quinoa negra

Híbrido de quinoa y espinaca, tiene un sabor dulce y una textura crujiente. Rica en antioxidantes y litio, posee propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias. Su consumo es muy positivo par el estrés y la regulación del sistema nervioso.

Cómo preparar quinoa

Los cinco pasos para preparar quinoa que debes seguir son los siguientes:

  1. Lavar quinoa muy bien antes de cocinarla es esencial, ya que en caso contrario su sabor será excesivamente amargo, además de poder contener elementos perniciosos para la salud.
  2. Echa una taza de quinoa en la olla, añadiendo una cucharada caliente de aceite de oliva, revolviendo para que pueda absorberlo bien.
  3. Agrega 2 tazas de líquido (puede ser agua o también caldo de pollo o verduras, con lo que te quedará más sabrosa).
  4. Añade un cuarto de una cucharadita de sal, tapa y ponla a cocer.
  5. La cocción deberá durar entre los 15 y los 20 minutos, revolviendo el contenido cada 5 minutos.

Al terminar estos pasos ya tendrás preparada tu quinoa.

Para hacer más sabrosa su preparación, puedes añadir también calabacín, brócoli, puerro, pimientos, cebollas o ajo troceado en la cocción.

Otra forma de tomar la quinoa es esperando a que se enfríe tras la cocción y añadiéndola a una ensalada con los ingredientes que más te gusten.

Cómo lavar quinoa

Como te hemos indicado es necesario lavar la quinoa antes de cocinarla y consumirla. Estos son los pasos que debes seguir:

  1. Espárcela en un plato y separa las posibles piedras que puedas encontrar.
  2. Una vez libre de piedras, métela en un recipiente y cubre con agua.
  3. Da unas vueltas y después escurre. Repite este procedimiento unas 4 o 5 veces.
  4. Una vez realizado el paso anterior, vuelve a rellenar el recipiente con agua y deja que la quinoa repose, sin tocarla, durante al menos una hora.
  5. Tras cumplirse la hora, vuelve a mover y tira el agua.

Una vez realizados estos pasos ya tendrás la quinoa limpia y preparada para ponerla a cocer.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí