• Polémica generó propuesta del Ejecutivo que busca normar el derecho a reunión o congregarse. Parlamentarios de Oposición presentaron un proyecto que busca proteger el derecho a este tipo de manifestaciones públicas.

El Ministerio de Justicia anunció recientemente que presentará un proyecto de ley que regula el derecho a reunión, el cual se espera ingresar al Congreso durante el primer semestre de este año. “Parte del debate es que haya un consenso de lo que significa el derecho a reunión con respeto a los otros derechos, lo que significan las divergencias entre una marcha, el movilizarse y una manifestación pública fija”, aseguró Hernán Larraín, ministro de Justicia en una entrevista a un medio de circulación nacional.

La iniciativa del Gobierno generó de inmediato molestia en los partidos de Oposición, ya que los senadores Jaime Quintana, Felipe Harboe, Alfonso de Urresti (PS), Juan Ignacio Latorre (RD) y Alejandro Navarro (País-Pro) ingresaron una iniciativa sobre el mismo tema a la Cámara Alta con la que apuntan a “garantizar” esta acción. El proyecto es de artículo único y fue dado cuenta el lunes 13 de enero en la sala y según detalló el presidente del Senado se hizo “tras recoger el planteamiento del Instituto de Derechos Humanos”.

“Un tema como el derecho a manifestarse no puede estar solo relegado a un decreto que además, da cuenta de un Chile muy distinto”, dijo Quintana. Asimismo explicó que el texto que elaboró junto a otros senadores de oposición busca “garantizar el derecho esencial como la manifestación, pero darle un rango legal”.

La iniciativa modifica la Ley N°19.175, orgánica constitucional sobre gobierno y administración regional. El senador afirmó que “en ningún caso, significará una limitación, restricción o suspensión a los derechos garantizados por la constitución, especialmente, en lo relativo al derecho a reunirse pacíficamente, sin permiso previo y sin armas, salvo en los casos expresamente señalados en la ley”.

“Esta iniciativa del Ejecutivo es un grave error por la situación actual que está viviendo el país. Asimismo, del punto de vista jurídico no se puede limitar el derecho a reunirse o congregarse en espacios públicos, lo cual se encuentra garantizado en nuestra constitución y tratados internacionales”, explicó Daniel Ibáñez, presidente de la Fundación Participa.

“Esto va ir empeorando la situación que está viviendo nuestro país. Se debe garantizar un Estado de Derecho en que se permitan expresiones de libertad como el reunirse públicamente y de forma pacífica en espacios públicos”, agregó Ibáñez.

Por otra parte, Camilo Morán, integrante del Comité Político de RN, expresó que “considero que el Gobierno se encuentra haciendo lo correcto con este tipo de proyectos. Se necesita que exista una normativa que te exija pedir un permiso para reunirte o congregarte. La Intendencia debe seguir entregando los permisos para este tipo de actividades en espacios públicos como lo ha hecho hasta ahora. Queremos evitar el desorden público y los destrozos que se generan en las manifestaciones y de ninguna manera queremos prohibir el derecho a las personas para salir a las calles a marchar”.

Esta misma postura comparte René Barba, presidente de la Fundación Chile Capital. “Desde mi punto de vista este proyecto del Ejecutivo viene a satisfacer una demanda que ha venido por largo tiempo generándose por parte de organismos de derechos humanos y por algunos parlamentarios de diferentes partidos que han dejado al descubierto la necesidad de regular por ley el ejercicio del derecho de reunión”, puntualizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí