La gran apuesta, indispensable para el valor agregado y la rentabilidad de este negocio, es el ingreso al mercado del colágeno marino, estimado en USD 642 millones en 2018, para un volumen transado que en 2019 llegará a 638 mil toneladas. Con un crecimiento a tasas de 7,44%, se calcula que llegaría a los USD 983 millones para el año 2024.

El negocio de obtener y extraer componentes bioactivos, como hidrolizados proteicos, colágeno y aceite rico en omega 3, de los desechos de jibia y ostión de la Región de Coquimbo para el desarrollo de nuevos productos para la industria de alimentos, es rentable aún ajustando variables críticas como la disponibilidad de materia prima. Esta fue una de las principales conclusiones del estudio de “Mercado y Prefactibilidad Económica”, que se desarrolló en el marco del proyecto “Oportunidades y potencial de desechos de jibia y ostión en la Región de Coquimbo”

Bajando la estimación a números, la publicación indica que podría existir una Tasa de Retorno del 23,5% para una inversión inicial superior a los USD 3 millones, con un retorno de la inversión a los 5 años. Esto, sobre la propuesta de una planta multipropósito capaz de procesar 6.000 toneladas por año de desechos de jibia y ostión para obtener hidrolizados proteicos, colágeno y aceite omega 3, teniendo a este último compuesto como producto secundario.

Asimismo, se propone un proceso escalonado para ir avanzando de una menor a mayor sofisticación y complejidad, tanto en la elaboración como en el acceso a los mercados. En primera instancia, se trabajaría en la obtención y extracción de hidrolizados proteicos, contemplando comercializar, al primer año de funcionamiento, cerca de 16 toneladas de hidrolizados proteicos y 4 toneladas de aceite omega 3. En los años siguientes de la operación, se incorporaría el colágeno en forma progresiva, hasta llegar a un régimen que se sitúe por sobre las 50 toneladas de venta anual.

De acuerdo a Claudia Razeto, jefe de proyecto de Fundación Chile “la gran apuesta, indispensable para el valor agregado y la rentabilidad de este negocio es el ingreso al mercado del colágeno marino, estimado en USD 642 millones en 2018, para un volumen transado que en 2019 llega a 638 mil toneladas. Con un crecimiento a tasas de 7,44%, se calcula que llegaría a los USD 983 millones para el año 2024. De éste, se espera abordar una pequeña fracción, estimando ingresos por más de US$ 3 millones anuales”.

La experta señaló que “si bien el colágeno de origen bovino tiene un menor precio, el riesgo de enfermedades asociadas y el mayor nivel nutricional del de origen marino, contribuyen a una visión optimista respecto al potencial de este mercado. La nutrición y cosmética (en particular las cremas antiarrugas) son las principales categorías a abordar, teniendo como mercados principales Norteamérica y Asia Pacífico. Cabe destacar que, por sí solo, Estados Unidos representa el 18% del mercado mundial del colágeno de origen marino”.

En términos globales, y debido a las diversas industrias en que se utiliza el omega 3, se aspira a un mercado valorizado en US$34,7 billones (miles de millones), lo que representa aproximadamente un 14% del PIB de Chile. Entre la amplia gama de posibilidades para su comercialización destacan, fórmula infantil, alimentos y bebidas con DHA o EPA añadido, suplementos nutricionales, productos farmacéuticos, nutrición clínica y suplementos de alimentación para mascotas.

Para Razeto, en este contexto, será imprescindible contar, no sólo con la infraestructura, sino también con el equipo humano capaz de emprender una tarea que requiere abrir un nuevo camino en una industria hoy enfocada en el commodity de la pesca y acuicultura. “El desafío es mayor, ante las complejidades propias de un negocio totalmente distinto, pero las ganancias -no solo económicas- pueden ser muy relevantes para la Región de Coquimbo, que bien puede transformarse en un ejemplo para todo el país”.

El proyecto “Oportunidades y potencial de desechos de jibia y ostión en la Región de Coquimbo” es apoyado por Corfo, financiado por el Gobierno Regional de Coquimbo a través del Fondo de Innovación para la Competitividad, ejecutado por Fundación Chile y cuenta con la participación de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), Asociación de Industriales y Armadores Pesqueros de la Región de Coquimbo (AIP) y el programa Estratégico Regional MásMar.

Seminario

El próximo 4 de diciembre el proyecto realizará el Seminario Bioproductos Marinos: “Oportunidades para los desechos y descartes de la industria”, instancia en la que se presentarán algunas alternativas para el aprovechamiento de estos recursos y las oportunidades de negocio identificadas para la Región de Coquimbo con foco en economía circular.

La actividad se llevará a cabo en el Hotel Diego de Almagro de La Serena de 09.00-12.00 hrs. Para inscripciones ingresar aquí.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí