Los terrenos son espacios públicos en las localidades de Huanta, Varillar y Rivadavia.

Vicuña y Paihuano son comunas vecinas con vida común que los une mucho más que sus fronteras. Trabajadores que viven en una comuna y trabajan en la otra, son recurrentes, familias con integrantes en uno y otro lado. Incluso comparten la vida y obra de la más grande poeta hispanoamericana, como es Gabriela Mistral. Pero cambios históricos en la frontera que une a las comunas del Valle de Elqui, los tiene nuevamente en un punto de discordia.

El año 2013 a través de un proyecto de ley se realizó la entrega por parte de Vicuña de la totalidad de la localidad de Tres Cruces, fijándose ese sector como el límite entre ambas comunas. De hecho es en ese lugar el Ministerio de Vivienda financió este año un portal de ingreso a la comuna con letras volumétricas y símbolos que identifican a Paihuano.

Pero este capítulo que podía poner fin a las diferencias entre los territorios, no fue el último y hoy se encuentran nuevamente en controversias por tres terrenos que figurarían en propiedad de la municipalidad de Paihuano y que se encuentran en territorio jurisdiccional de Vicuña.

Los terrenos son espacios públicos en las localidades de Huanta, Varillar y Rivadavia, en estos dos últimos sectores son sus canchas de fútbol las que están afectadas, manteniendo preocupados a sus socios pues han recibido la información que estos terrenos podrían ser vendidos por Paihuano a particulares para saldar una deuda que existe con los profesores.

Para el alcalde de Vicuña, Rafael Vera, es necesario ir resolviendo las problemáticas por lo que solicitan que Paihuano devuelva el gesto realizado el 2013 por Vicuña con la localidad de Tres Cruces y entregue esos terrenos a las organizaciones que los utilizan, “sentimos que es un tecnicismo, porque si bien Paihuano hace décadas tenia la administración de estas localidades, hoy no y eso preocupa y angustia a los vecinos que muchos de ellos tienen un enorme cariño por Paihuano y no se explican el porqué no se soluciona este tema. Creemos que es el momento que alcalde y concejo de Paihuano, devuelvan el gesto que realizamos nosotros con Tres Cruces y entreguen estos terrenos a las instituciones”.

Esta demanda no es sólo del alcalde, pues además se adoptó un acuerdo en la última sesión del concejo municipal para solicitar formalmente la devolución de estos terrenos, que forman parte del patrimonio social de las localidades y de sus instituciones.

Vecinos preocupados

La preocupación de los vecinos se acrecentó en las últimas semanas por el anuncio de posible venta de su cancha, es por eso que el presidente Club Deportivo de Rivadavia, Julio Araos, manifestó su angustia ante la incertidumbre, “es un problema antiguo y no se ha resuelto, nosotros hicimos la cancha, tenemos el club pero estamos como allegados y si nos quitan la cancha ahí vamos a quedar peor, dónde vamos a hacer deportes. Este espacio lo ocupamos todos los domingos, lo utiliza el colegio y toda la comunidad”.

Varillar es una de las últimas localidades precordilleranas que se encuentran por la ruta que une Chile con Argentina por el paso Agua Negra. Sus habitantes han sufrido desde hace tiempo por la falta de espacios para construir su equipamiento comunitario.

La plaza del pueblo no puede ser mejorada pues pertenece al arzobispado, de ahí que la información de que podrían perder el único espacio que les permite recrearse o pensar en construir nueva implementación comunitaria le genera preocupación, así lo manifestó la presidenta de la junta de vecinos de Varillar, Milenka Maluenda, “para nosotros sería ideal que nos devuelvan la cancha, es el único espacio que tenemos, donde podemos hacer actividades, donde nos recreamos, donde compartimos con la comunidad y si la devuelven podremos postular proyectos para arreglarla, mejorar los camarines y generar otras instancias porque la plaza tampoco es nuestra, no tenemos donde poner juegos para los niños, hoy día no podemos hacer nada”.

Por su parte el presidente de la Junta de Vecinos de Huanta, Carlos Aguirre, expresó que esto es molesto para los vecinos, “para nosotros es muy incómodo, nosotros dependimos muchos años de Paihuano, tenemos muy buenos recuerdos y que nos salgan con esto nos causa malestar. Huanta es muy estrecho si nos quitan cualquier espacio es una pérdida muy grande”.

Tanto las autoridades como los vecinos de Vicuña esperan que en las próximas semanas el municipio de Paihuano pueda responder a la solicitud y al “gesto” que le solicitan de devolver los terrenos que son ocupados por la comunidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí