La disponibilidad de un especialista las 24 horas del día, ha permitido atender con mayor rapidez y eficiencia a los pacientes con ataques cerebrovasculares, quienes deben recibir atención médica dentro de las primeras 4.5 horas para evitar secuelas.

El ataque cerebrovascular sigue siendo la principal causa de muerte en el país, una por hora aproximadamente. En la Región de Coquimbo, cuatro personas fallecen a diario producto de esta enfermedad.

Ante ello, el hospital de Coquimbo ha implementado diferentes estrategias con el fin de disminuir los casos que desembocan en muerte o secuelas producto de un ACV.

Irving Santos, doctor y neurólogo asesor del Ministerio de Salud, señala que la región ha alcanzado logros importantísimos en esta materia lo que ha permitido aumentar las atenciones médicas tanto presenciales como por telemedicina, dentro del margen de hora indicado y del que es factible realizar una trombólisis intravenosa.

“Durante los últimos 4 meses, se ha atendido a 46 pacientes por teleasistencia, de los cuales 10 ellos han sido trombolisados, lo que nos da un promedio superior a la media nacional”, explicó el doctor Santos.

Esto logro se ha concretado, gracias a la conformación de un equipo de neurólogos residentes en el hospital de Coquimbo, lo que permite atender los ACV con mayor rapidez y eficiencia; y realizar la entregar del tratamiento de trombólisis de manara más oportuna. “Antes de esto ninguno de los dos hospitales (La Serena y Coquimbo) tenía una solución completa, porque mientras uno funcionaba con llamado de turno, el otro sólo contaba con un médico residente algunos días de la semana”, señaló Santos.

Carlos Soto, jefe del Servicio de Neurología del recinto de salud porteño, explica que antes de la existencia del turno de 24 horas, algunos usuarios, no eran evaluados por neurólogos “sólo por los médicos de urgencia lo que aumentaba la morbilidad y la mortalidad de los pacientes neurológicos. En cambio, ahora la residencia es de 24 horas los 7 días de la semana, y podemos entregar atención médica a toda la región por medio de la telemedicina”.

El doctor Fernando Molt, neurólogo y encargado del hospital digital, explica que el reforzamiento de las atenciones medicas hacia las comunas de Ovalle e Illapel se ha realizando mediante la estrategia de hospital digital.

“Desde enero de este año estamos entregando atenciones por teleasistencia, lo que ha tenido un alto impacto porque hemos podido entregar tratamiento dentro de las 4,5 horas desde que se presentan los síntomas y así disminuir las secuelas”, señaló el neurólogo Molt.

El doctor Santos adelantó que los avances que ha alcanzado el Hospital de Coquimbo es sólo el punto de partida, ya que el recinto de salud contempla la habilitación de camas en el nuevo edificio, “especialmente destinadas para a la atención de pacientes con ataques cerebros vasculares, lo cual tendrá un impacto positivo, ya que la monitorización dentro de las primeras 72 horas son cruciales para la evolución positiva del paciente”.

Este plan de trabajo fue expuesto al colegio médico de la región, quienes valoraron los esfuerzos que está realizando el hospital por reducir las brechas en atenciones con especialistas. “Estas medidas fortalecen la red de atención pública, ya que permite llevar tratamiento a los rincones más apartados de la región. Esperamos que esta unidad se pueda fortalecer en la nueva torre de construcción acelerada, ya que permitiría disminuir aún más la brecha de acceso a una atención de salud en una enfermedad tan complicada como es el ACV”, señaló Rubén Quezada, presidente regional del colegio médico.

SÍNTOMAS

Reconocer los síntomas y consultar de inmediato mejora la probabilidad de tener un tratamiento específico y el pronóstico. El 90% de las personas que sufren un ACV presenta de forma súbita al menos uno de los siguientes síntomas:

1) Asimetría facial con un lado caído – ¿Está un lado de la cara caído?, ¿No logra sonreír de manera simétrica?
2) Incapacidad de mantener ambos brazos extendidos hacia el frente a la misma altura – ¿Nota un brazo más débil o entumecido?
3) No es capaz de hablar con claridad – ¿Está el lenguaje mal articulado o no se entiende bien?

De ser positiva una o más de estas preguntas acuda de inmediato al Servicio de Urgencia más cercano. Cualquier duda o consulta llame a Salud Responde 600 360 7777

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí