A la fecha más de dos mil personas están a la espera de un trasplante que le permita mejorar su calidad de vida.

Concientizar a los niños y adolescentes sobre la importancia de donar órganos es el primer paso para sensibilizar a la sociedad y poder entregarle la oportunidad de seguir viviendo a miles de personas que están a la espera de un órgano.

A la fecha, más de dos mil pacientes necesitan de un trasplante, cifra preocupante considerando que a la fecha sólo 56 personas han donado sus órganos a nivel país, de los cuales uno es de la región. En el día del trasplantado, se refuerza el llamado a incentivar a los ciudadanos a tomar esta hermosa decisión de donar vida.

Para ello las profesionales de la Unidad de Procuramiento de Órganos y Tejidos del Hospital Coquimbo están realizando distintas actividades que permitan generar mayor conciencia sobre la donación. Una de ellas se efectuó en el colegio Kids Word, donde se realizó una clase interactiva a los alumnos.

A los estudiantes de quinto básico se les enseñó qué es la donación y cómo esta ayuda a salvar vidas Además, se les contó el difícil momentos que viven miles de familias que están a la espera de un donante. Al final de la jornada los alumnos graficaron los que ellos pensaban de la donación de órganos.

“Como unidad tenemos el rol de sensibilizar a la población con respecto a la donación de órganos, por esto una de las estrategias propuestas para este año 2019 es trabajar arduamente con grupos comunitarios de adultos y niños de distintas sectores de la región , en este caso particular creemos que los niños son nuestro agente de cambio y que ellos transmiten el mensaje a sus familias y amigos logrando llevar indirectamente este tema a las familias con el fin de disminuir las cifras de las listas de espera de pacientes que esperan un órgano”, señaló Dafne Camus, enfermera de la Unidad de Procuramiento de Órganos y tejidos

En el día del trasplantado, Rolando Silva, quien recibió un órgano en el 2008, agradece que se realicen este tipo de actividades, ya que cree que es necesario impulsar un cambio cultural para “terminar con esa angustiante espera que es depender de la buena voluntad de los donantes”.

Junto con ello señaló que desde más temprana edad se comience a explicar sobre la donación más posibilidades existe de derribar mitos sobre ella. “A cualquiera nos pueda pasar, hasta la persona más sana. Puedes tener muchos recursos y acceder a las mejores tecnologías, pero si no hay donantes nada de eso sirve”.

Rolando señala que su vida tuvo un giro radical después de su trasplante. “Estaba muy agotado, no podía caminar ni trabajar. En cambio, ahora puedo hacer hasta deporte. Obtuve medalla de bronce en el mundial de trasplantados, Málaga 2017”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí