Inicia la temporada de bajas temperaturas y consigo el aumento de enfermedades respiratorias, como el resfrío, bronquitis, faringitis, neumonía y la influenza.

Los ambientes cerrados, la falta de ventilación debido al frío y el aumento de la cercanía física en dichos lugares, facilitan la transmisión de virus y gérmenes, contribuyendo al aumento en la prevalencia de dichas enfermedades.

La población que más sufre con estas enfermedades, son los niños y adultos mayores, ya que se encuentran biológicamente inmunodeprimidos. Es por esta razón que se inician campañas de prevención de estas enfermedades, como la vacunación contra la influencia y técnicas higiénicas al toser y estornudar para evitar la propagación de los virus. Sin embargo, la alimentación también puede ser un factor protector contra las enfermedades respiratorias, ya que estimulamos el fortalecimiento de nuestro sistema inmune. Es ahí donde hablamos de alimentos funcionales.

Los alimentos funcionales se definen como “alimentos que de forma natural o procesada contienen componentes que ejercen efectos beneficiosos para la salud”, los primeros en esta lista son los Prebióticos, estos corresponden a un tipo de carbohidrato complejo que no se absorbe a nivel intestinal, sino que fermentan allí por acción de las bacterias del colon y liberan sustancias que estimulan el sistema inmune. Algunos alimentos con esta función son las semillas como la linaza, chía, la avena, las legumbres, el ajo, la miel y en general las frutas y verduras. Por otra parte, encontramos los Probióticos, estos son más conocidos como “bacterias buenas” que se encuentran en nuestro colon y se alimentan de los prebióticos para fermentarlos y así estimular el sistema inmune. Alimentos como el yogur, kéfir, leche cultivada, chucrut y bebidas lácteas como el chamyto, uno al día y vilib.

Otros alimentos beneficiosos, son los vegetales de hoja verde oscura, como la espinaca y acelga, las frutas cítricas como la naranja, el kiwi, las frutillas, el limón y el jengibre, ya que nos aportan Fitoquímicos, caracterizados por el gran aporte de vitaminas antioxidantes, como la vitamina C, E y A, las cuales ayudan a combatir y prevenir los efectos de inflamatorios de las enfermedades respiratorias.

Cabe destacar que para obtener los beneficios de estos alimentos, debemos consumirlos diariamente, por lo tanto el mantenimientos de hábitos saludables es nuestro mejor aliado para prevenir cualquier enfermedad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí