Buscando erradicar los focos de basura y escombros que se acumulan en algunos puntos del Humedal El Culebrón, un grupo de organizaciones ambientalistas como Red Aves, Conciencia Ecológica, Calafquén y voluntarios, apoyados por el Municipio de Coquimbo, el Ceaza y la UCN, encabezaron una jornada de limpieza que logró cambiar y mejorar el aspecto del humedal.

Latas de aluminio, botellas, plástico, pañales, escombros, cartón, vidrio y diversos tipos de desperdicios fueron retirados del lugar, esperando que la comunidad tome conciencia de la importancia de mantener este ecosistema limpio y libre de residuos.

El jefe del Departamento de Medio Ambiente de la Municipalidad de Coquimbo, Pedro Véliz, puso en valor el cambio de mentalidad que está teniendo la ciudadanía, así como las diversas acciones del Municipio que encabeza el Alcalde Marcelo Pereira por eliminar focos de basura y tener una comuna autosustentable.

“Como Municipio hemos hecho bastante operativos de limpieza, lo bueno es que las agrupaciones se juntaron para dar una cara diferente a Coquimbo. Sabemos que hay gente que ensucia, que pasamos malos ratos con lugres que limpiamos y se vuelven a ensuciar, pero también nos deja contentos la cantidad de voluntarios que hay, las ganas que tiene la gente de diferentes edades, jóvenes, mayores, tercera edad, y eso para nosotros es un pequeño gran paso”, manifestó Pedro Véliz.

El gerente corporativo del Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA), Claudio Vásquez, hizo hincapié en la importancia del valor eco sistémico del humedal, expresando que “como centro de investigación estamos permanentemente colaborado y poniendo en valor el tremendo ecosistema que tenemos en este humedal urbano, uno de los pocos que tenemos en la región. Un llamado al cuidado y a dar importancia al valor eco sistémico que tiene este tipo de lugares en nuestra región y ciudad”.

Respecto de la cantidad de residuos que fueron sacados del humedal, Jorge Ramírez, de la agrupación Conciencia Ecológica, manifestó que “hemos retirado aproximadamente 7 mil toneladas de basura, y en escombros hay aproximadamente 5 mil toneladas. Ahora estamos haciendo una torreta para observación de aves y hacer un mirador para que la gente pueda distraerse y hacer otras actividades. Lo importante de esto es entregarle a Coquimbo un lugar limpio donde puedan convivir con la naturaleza y no ensuciar más”.

Desde la organización Red Aves, su vicepresidente, Marcelo Olivares, señaló que “hay una necesidad del plantea de cuidar el medio ambiente y restaurar espacios que realmente son de una riqueza enrome en cuanto a la biodiversidad y en cuanto al servicio eco sistémico que prestan para los seres humanos que poco y nada le damos valor”, finalizó Olivares.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí