15 mujeres y 9 varones participaron en talleres de apoyo en carpintería de obra gruesa y gasfitería a través del Programa Becas Laborales

Gracias al Programa Becas Laborales del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, SENCE, perteneciente al Ministerio del Trabajo, habitantes de la comuna de La Higuera fueron certificados en labores de apoyo en carpintería de obra gruesa y en gasfitería, mediante capacitaciones y asistencias técnicas que posibilitarán el acceso a un oficio de calidad de manera dependiente o independiente.

La idea es aplicar procedimientos de asistencia al carpintero de obra gruesa en la construcción de diversos elementos de madera usados en el rubro de la construcción, así como desarrollar técnicas para la instalación de cañerías de agua potable, para la reparación de fugas de gas y/o filtraciones en una instalación.

Destacando la gestión del municipio local, el director regional del SENCE, Carlos Covarrubias, sostuvo que “ha sido muy acertado el ir orientando capacitaciones a lo que se avizora como una necesidad. Ciertamente el mandato presidencial está enfocado a la generación de empleos, pero producir trabajo por sí solo no es suficiente porque además se debe preparar a las personas para que estén en condiciones de enfrentar un determinado oficio”, explicó.

En este sentido, el alcalde (s) de La Higuera, Carlos Flores, enfatizó en la alta convocatoria femenina en ambos talleres, tanto en carpintería como en gasfitería. “Enseñarle a nuestra gente a hacer cosas, haciendo lo que como municipio queremos que hagan es muy importante. Pero lo más notable de todo es que es absolutamente transversal y con identidad de género, tema que hoy se exige y se persigue con muchas mujeres”.

Una de las integrantes del taller de carpintería fue Carolina Herrera, quien una vez concluida la ceremonia de certificación solo tuvo palabras de agradecimiento. “Espero que este curso continúe, que se siga capacitando a la gente, enseñándonos cosas porque todos tenemos ganas de seguir aprendiendo, en la medida que hayan oportunidades de trabajo”, aseguró, agregando que “los cursos no tan solo son para los hombres, las mujeres también podemos hacer cosas como por ejemplo ocupar un taladro o una sierra eléctrica”, cerró.

En total fueron 24 usuarios beneficiados, 15 mujeres y 9 hombres, quienes en 254 horas dieron vida a una iniciativa de carácter laboral que tuvo un monto de inversión superior a los 30 millones de pesos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí