Trabajo liderado por SENDA reunió a choferes de las líneas 42 y 65.

Con la presencia de los representantes de los sindicatos, un grupo de colectiveros de Coquimbo inició una serie de capacitaciones para prevenir el consumo de drogas y alcohol entre sus asociados.

La instancia es parte del trabajo que realiza SENDA, con apoyo del municipio porteño, en una alianza colaborativa que permitirá que choferes de las líneas 42 y 65 conozcan más sobre los riesgos que genera el consumo de sustancias en el ambiente laboral y familiar.

“La actividad tuvo por objetivo sensibilizar a los choferes y otros funcionarios, con respecto al consumo abusivo de alcohol y otras drogas. Temática planteada desde la óptica de la prevención laboral, para formar culturas preventivas al interior de la organizaciones”, explicó Johana Tapia, coordinadora de SENDA Previene Coquimbo.

Las primeras sesiones, realizadas en las sedes de ambas agrupaciones, tuvieron como temática central la “Prevención del Consumo de Alcohol en la Organización”. Las exposiciones estuvieron a cargo de los profesionales de SENDA Previene, promoviendo el autocuidado y la salud de los trabajadores presentes, por medio de la modificación de patrones de conductas, creencias y actitudes.

Al finalizar este proceso de capacitaciones, los colectiveros de las líneas 42 y 65 se convertirán en agentes laborales preventivos, con la posibilidad de traspasar los conocimientos aprendidos a otros compañeros de trabajo o integrantes de sus respectivas familias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí