87 son las familias afectadas que adquirieron terrenos de 1000 mt2 ubicados en localidad de Pan de Azúcar.

Hasta la Secretaria Regional de Ministerial de Bienes Nacionales, llegó un grupo de vecinos pertenecientes al sector Pan de Azúcar de Coquimbo, afectados por una presunta estafa de los llamados “loteos brujos”, quienes en el año 2014, compraron derechos los cuales les permitirían adquirir terrenos de 1000 mt2 a la empresa Parcons Propiedades, con la promesa de ser inscritos en el Conservador de Bienes Raíces y obtener finalmente el título de dominio.

Sergio Márquez, uno de los vecinos afectados, explicó que “lo que nosotros le hemos solicitado al Seremi de Bienes Nacionales se haga parte de nuestro problema. Somos 87 familias que compramos en los llamados “loteos brujos” tratando de obtener un mejor estándar de vida y el día de hoy no contamos con la inscripción que se nos prometió. Este es un grito desesperado hacia la autoridad, es nuestra única vía para poder tener nuestro Título de Dominio. Agradecemos la disposición y voluntad del Seremi para recibirnos y explicarle nuestra situación”.

En ese sentido, el Seremi de Bienes Nacionales Juan Pablo Gálvez, señaló que “lamentablemente los vecinos sufren una vez más de la estafa de empresarios inescrupulosos, venden derechos de terrenos que no cumplen con los requisitos que exige la ley. Nosotros estamos haciendo las consultas al ministerio en Santiago para ver cómo podemos solucionar este problema, sin embargo dejamos con tranquilidad a los vecinos, vamos a atender la necesidad de la gente, porque han invertido mucho dinero para tener su propiedad. Como Bienes Nacionales queremos encontrar una solución para ayudar a estas 87 familias que representan a más de 1000 personas que se han visto afectada por este “loteo brujo” en el sector de Pan de Azúcar”.

“Hacemos un llamado a la ciudadanía que se informe antes comprar un terreno y en caso que hayan sido víctima, los invitamos a hacer la denuncias en los organismos correspondientes como la Fiscalía, PDI o Carabineros, sin perjuicio que podamos orientarlos al respecto. Seguiremos haciendo todos los esfuerzos para que este engaño no siga ocurriendo, y la mejor forma de evitarlo es que usted se informe antes de comprar”, enfatizó la autoridad.

Es importante destacar que un Loteo Brujo, es la subdivisión de un loteo en el sector rural, fuera de los límites máximos que define el Plan Regulador, que son inferiores a 5 mil metros cuadrados. El loteador, de forma fraudulenta ofrece retazos, sitios y superficies, que no existen, ya que usan la figura de “venta de derechos” lo que no hace dueño de un terreno sino de una parte de él al igual que todos los que compran derechos en ese mismo terreno, o sea, se forma una comunidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí