Inicio Región Coquimbo Importante encuentro de ex trabajadores de la fábrica Firestone-Necsa que cerró en...

Importante encuentro de ex trabajadores de la fábrica Firestone-Necsa que cerró en Coquimbo

Un grupo de ex supervisores y trabajadores de la desaparecida empresa de neumáticos Firestone se reunió cerca del sector Panulcillo camino a Ovalle en una jornada de amistad y buenos recuerdos durante este comienzo del 2018.

Patricio Vega, ex gerente del área técnica de la antigua Firestone, empresa que desapareció del sector Tierras Blancas, fue el impulsor del encuentro donde disfrutaron y recordaron viejos momentos de una empresa que nació en la década de los 70. Al respecto Vega comentó que fue un “revivir y compartir con los amigos que trabajamos más de 15 años, es un hecho totalmente destacable, son tan valiosos estos momentos porque siempre mantuvimos el contacto, pero por diversos motivos no se pudo realizar el encuentro”.

Héctor Barrera, Ingeniero que trabajó en Firestone, comentó estar feliz porque se recordaron de varias situaciones que vivió la empresa que antes de llamó Manesa, luego Necsa, Firestone y terminó como Bridgestone-Firestone. Gustavo Taquias, de servicio técnico añade, “para mí es un encuentro muy especial, contribuimos a una empresa que fue tan importante en la región en el ámbito laboral y económico, por eso estoy muy contento de disfrutar y de reencontrarme con varios amigos”.

Los ex trabajadores de la empresa se tuvieron que reinventar, varios se dedicaron al rubro de los colectivos, otros mecánica, comercio o bien el sector de servicios. La empresa antes de finiquitarlos incentivó la capacitación en otras áreas para poder insertarse laboralmente.

Gracias a cursos del Sence dictados por la ULS, 250 trabajadores se capacitaron en Administración y Contabilidad para Microempresas Agroindustriales, Administración e Inventario de Bodega, Electricidad Básica e Instalaciones Eléctricas, Gasfitería en Instalaciones Sanitarias, Controladores Lógicos Programables, Balance Scorecard, y Operación y Mantención de Grúa Horquilla. Cursos efectuados durante más de 3 meses, con el objetivo de permitir la reconversión de la actividad laboral de los trabajadores debido al cierre de la planta de neumáticos.

El cierre de la planta

El cierre de la empresa se hizo efectivo a fines del año 2006 y dejó sin trabajo a alrededor de 470 personas que fueron desvinculadas desde el 2001 en forma paulatina. La planta que comenzó sus operaciones en 1975, fue comprada por Bridgestone en 1999, contaba con producción de neumáticos para camionetas, camiones, autobuses y vehículos todoterrenos que también exportaba a Bolivia y Perú. El problema, es que dichos productos se vendían en un segmento del mercado dominado por marcas mucho más baratas y por lo tanto era difícil competir y ser rentable, principalmente con el mercado chino al llegar el nuevo siglo.
El reequipar en ese tiempo la planta para hacerla competitiva bajo las actuales condiciones tenía un precio demasiado elevado, por lo que finalmente se tomó la decisión de cerrar la fábrica de manera definitiva.

Historia de la empresa en Chile

La historia de esta empresa comenzó en la primera mitad del año 1966 cuando el presidente Eduardo Frei Montalva señalaba: “Quiero que este año se inicie la construcción de la fábrica de neumáticos en Coquimbo y ojalá que obtengamos en este mismo periodo el primer neumático”. Fue una inversión de 120 millones de escudos y comenzó llamándose MANESA, sigla de Manufacturas de Neumáticos Sociedad Anónima, bajo la licencia de Firestone.

Ya en 1983 se crea Neumáticos de Chile S.A. (NECSA), empresa que recuperó la fábrica ubicada en Alto Peñuelas, Coquimbo que venía en decadencia. Gracias a lo anterior se exportan cantidades significativas de neumáticos radiales textiles y convencionales de automóvil, camioneta y camión a Argentina, Bolivia, Ecuador, Estados Unidos, Perú y países del Caribe, cumpliendo con estrictas normas de seguridad y maquinaria que se traía desde Europa, Asia y Estados Unidos.

A finales del siglo anterior, más específicamente en 1997, Firestone vuelve a Chile y adquiere el total de los activos de Neumáticos de Chile S.A. Ya en el año 2000, y respondiendo a cambios a nivel global, la empresa cambia su razón social a Bridgestone-Firestone Chile, entidad que además estaba a cargo del mercado peruano y boliviano.

El 2006 es un año hito para Bridgestone-Firestone Chile, ya que se concreta el cierre definitivo de la planta de Alto Peñuelas, trasladando la producción a una planta de última generación en Brasil. Lo anterior marca un profundo proceso de reestructuración de la compañía en Chile, enfatizando en la importación de neumáticos desde principalmente Argentina, Brasil, Costa Rica, Estados Unidos, Japón y México. En 2009 la filial chilena simplifica su nombre a Bridgestone Chile y comenzó un proceso donde se remataron maquinarias y también el gran terreno que hoy se ocupa las dependencias para bodegas de diversas empresas.

TRABAJADORES NO OLVIDAN

Los trabajadores estuvieron toda una vida en la planta, varios ingresaron jóvenes y su paso marcó su futuro, en este encuentro los ex supervisores hablaron de las anécdotas, de quienes ya han partido de este mundo por enfermedades e incluso de los nuevos neumáticos del mercado y cómo avanza la tecnología de un producto que no ha cambiado de forma, pero sí de materiales y durabilidad.

Alonso Maximiliano
Para seguir la trayectoria: mira al maestro, sigue al maestro, camina junto con el maestro, mira a través del maestro, conviértete en el maestro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment - Aguas del Valle

Lo último

Comentarios