Inicio Opinión El puente... ¿se va a caer?

El puente… ¿se va a caer?

Quienes ya tenemos algunos años , recordamos una lúgubre serie de televisión de comienzos de los años 70, llamada Sombras Tenebrosas (Dark Shadows), la que se inició contando distintas historias terroríficas, pero que alcanzó su máxima popularidad cuando apareció en ella un vampiro llamado Barnabás Collins (Jonathan Frid),  un año después de iniciada la transmisión.

Antes de Barnabás, Sombras Tenebrosas presentaba diversos elementos terroríficos como hombres lobo, zombies, monstruos varios, brujas, hechiceros, viajes en el tiempo y universos paralelos.

Con Collins empezaron a aparecer otros personajes, como es el caso de una  pequeña fantasma – una niña – que lo único que hacía era cantar una vieja canción infantil británica llamada London Bridge is Falling Down ( El Puente de Londres está cayendo) la que  narra la historia de la caída del puente citado, y de como tuvo que volver a ser construido, luego del ataque de los vikingos.

La niña era una hermana fallecida de Barnabás, que se llamaba Sarah Collins, y la letra de la canción señalaba  :

London Bridge is falling down,

Falling down, falling down.

London Bridge is falling down,

My fair lady.

Afortunadamente para los estimados lectores, este medio me impide cantárselas y sólo puedo relatarles la letra – y además por razones de espacio – sólo de la primera estrofa.

Pero el tema de los puentes no es una exclusividad británica, y en  Chile también tenemos algunos de ellos que han pasado susto.

Ni hablar del capitalino Puente de Cal y Canto, construido sobre el río Mapocho de la ciudad de Santiago, obra del corregidor Luis Manuel de Zañartu, que es considerado una de las mayores obras arquitectónicas de la historia de la ciudad, y no obstante lo cual fue demolido en 1888…y nunca más se reconstruyó.

Ahora si hablamos de la historia reciente de nuestro país, nos encontramos con  el símbolo de los puentes con historias curiosas : el Cau Cau…

Este puente, convertido hoy en una atracción turística para quienes visitan la ciudad de Valdivia, se hizo famoso por cuanto siendo el primer puente basculante que se construiría en el país, está paralizado desde febrero de 2015 e inmerso en una investigación penal por presunto fraude al Fisco y prevaricación, debido a errores en su construcción, específicamente en el sistema de levante, debido a lo cual diversas autoridades han manifestado su intención de demolerlo para construirlo de nuevo…

Cabe hacer notar que su construcción ya costó $ 20.000 millones, y que su demolición y reconstrucción se dice que costaría $10 mil millones más.

Sin embargo , dentro de la investigación que lleva a cabo el Ministerio Público, se ordenó hacer algunos peritajes consistentes en  pruebas dinámicas y ahí sucedió lo impensado : las pruebas resultaron positivas…el puente las resistió…y esto ha generado polémica respecto de su futuro,  así mientras la empresa constructora  ha defendido que el éxito de la prueba de carga demostraría que la obra es reparable, las autoridades se han mantenido firme en su decisión de demolerlo y construirlo de nuevo, señalando que dichas pericias no tienen validez para comprobar el estado de la obra.

Extraño el asunto, porque aquí no tuvieron nada que ver los vikingos…

¿ Habrá otra Sarah Collins, o al menos una Juanita Pérez, que nos cante en español la historia de la reconstrucción del Puente Cau Cau … ?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment - Aguas del Valle

Lo último

Comentarios