Este poblado pesquero de la comuna de Coquimbo cuenta con dos rutas no pavimentadas de acceso, quedando con conectividad limitada tras las lluvias.

Una vez más la localidad costera de la comuna de Coquimbo, Puerto Aldea, tuvo problemas con sus caminos de acceso tras el sistema frontal que afectó a la región. Se trata de un poblado pesquero en el que habitan cerca de cuatrocientas personas y que cuenta con dos vías de acceso no pavimentadas.

Durante una reunión sostenida entre dirigentes y representantes de la localidad con el Intendente Claudio Ibáñez, y los Secretarios regionales de los ministerios de Obras Públicas, Bienes Nacionales y Medio Ambiente se analizaron los daños provocados por este sistema frontal en la localidad y las medidas necesarias para enfrentarlos.

El Presidente del Sindicato de Pescadores de Puerto Aldea, Nelson Plaza, detalló que “si bien el aislamiento es un problema grave, contamos con una buena planta de osmosis inversa que nos mantiene con agua, tenemos un generador puesto por el Gobierno Regional en el momento del tsunami, por lo que esos dos elementos están cubiertos”.

Plaza se mostró conforme con el trabajo de despeje de vías y apoyo oportuno del Gobierno durante la emergencia, agregando que “hemos quedado bastante conformes con la reunión, en la que además le mostramos al Intendente el potencial económico que tenemos con nuestros bancos naturales de algas, chicas y ostiones y acordamos trabajar sobre esta oportunidad productiva de Puerto Aldea”.

Pese a quedar completamente aislados durante las primeras horas tras el paso del sistema frontal, los pobladores de esta localidad recibieron apoyo constante de parte del Sistema de Protección Civil, coordinado por el Intendente Claudio Ibáñez y el Director Regional de Onemi, Rubén Contador.

El Intendente Claudio Ibáñez detalló que “en los primeros momentos establecimos un puente marítimo definido en Comité Operativo de Emergencia, instruyendo a la Armada para que enviara un barco con provisiones. Hoy las y los aldeanos están abastecidos y cuentan con conectividad a través de la Hacienda El Tangue”.

La autoridad regional agregó que el tránsito desde y hasta esta localidad está conformado, además de personas y vehículos particulares, por camiones de carga que los pescadores utilizan en la comercialización de sus productos del mar, como la jibia. “En este minuto los ingenieros el MOP están trabajando para mejorar el camino y establecer un puente terrestre que permita el tránsito de estos camiones”, señaló.

Veintitrés alumnos y alumnas tiene la escuela G-158 de Puerto Aldea, la que se vio fuertemente afectada por las lluvias, con agua y barro que anegaron sus dependencias. Hoy tras despejar y sanitizar el recinto, se pudieron retomar las clases.

Nilson Veliz, director de la escuela, señaló que “en esta oportunidad nos sobrepasó, con cerca de 100 familias afectadas de las que 10 sufrieron el anegamiento de sus viviendas. En este momento lo principal es lo que está haciendo la autoridad, que es resolver la conectividad entre Tongoy y Puerto Aldea además de todo el acceso local, porque no podemos ni sacar los vehículos de nuestras casas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí