El próximo 10 de noviembre, los habitantes del borde costero de las comunas de La Higuera, La Serena, Coquimbo, Ovalle, Canela y Los Vilos, serán protagonistas de un simulacro por un sismo de gran intensidad y tsunami, para fortalecer la cultura preventiva ante una situación de emergencia.

Frente a una emergencia como terremoto y tsunami, los 580 alumnos del colegio David León Tapia de la localidad de Tongoy, en Coquimbo, saben que en la preparación y el orden están las claves para realizar una evacuación efectiva.

El establecimiento tiene definidas incluso las funciones de sus alumnos, encabezados por un “Ministro de Seguridad” y una serie de monitores; entre ellos Mabel Navea, quien señaló que “estamos bien preparados. Tongoy ya tiene una cultura de temblores, después del terremoto nos preparamos mucho y estamos en constante práctica”.

Antes del terremoto del 16S el colegio realizó 7 ejercicios de simulacro. Los constantes ensayos han logrado que los alumnos se movilicen desde sus salas hacia las zonas de seguridad del balneario, en poco más de un minuto. Maria Delia Pino, directora del colegio indicó que “estamos perfeccionándonos día a día en las prácticas, porque en Tongoy los temblores son recurrentes. Con los alumnos ya sabemos lo que hay que hacer rápidamente”.

Por ello, este establecimiento fue el escogido y destacado por el Gobierno, a través de la Oficina Nacional de Emergencia (ONEMI), para lanzar y dar a conocer el ejercicio de evacuación por terremoto y tsunami.

El Intendente Claudio Ibáñez explicó que “es muy importante generar una cultura preventiva, por eso el Gobierno instruyó el desarrollo de este ejercicio para el día 10 de noviembre, porque en un caso de emergencia, debemos salvar la vida humana y saber reaccionar de manera oportuna y adecuada, porque así resguardamos la vida, como ocurrió en el pasado terremoto y tsunami”.

La autoridad regional agregó que este simulacro espera movilizar a unos 100 mil habitantes, que vivan, trabajen o estudien en el borde costero. “Tenemos que tomar las medidas de precaución y autocuidado en el borde costero, y este ejercicio se realizará de manera simultánea en las comunas de La Higuera, La Serena, Coquimbo, Ovalle, Canela y Los Vilos”, acotó el Intendente Ibáñez.

Desde ONEMI detallaron que esta acción se desarrollará durante la mañana a una hora aún por confirmar; hasta entonces, se recomienda contar con la implementación e información adecuada.

Rubén Contador, Director Regional de ONEMI, manifestó que “en este simulacro, es fundamental la información a la ciudadanía, en www.onemi.cl están todos los antecedentes sobre los planos de evacuación y los detalles del ejercicio. Debemos fortalecer la cultura preventiva que es la preparación de las familias ante un evento de gran intensidad porque esta es una conducta que debemos reforzar permanentemente”.

Por su parte, el Alcalde de Coquimbo, Cristian Galleguillos, enfatizó que “es muy importante aprender de la experiencia de la catástrofe del año pasado. La práctica constante nos permitió evacuar a más de 40 mil personas y esa experiencia debemos potenciarla y mejorarla”, refiriéndose a la labor que desplegó el gobierno y los servicios involucrados durante el 16S.

Con este simulacro se podrá enfrentar de mejor manera una emergencia real, poniendo a prueba la capacidad de respuesta en estas situaciones, a través de una práctica preventiva que desde el 2011 a la fecha, ha movilizado a más de 8 millones de personas a nivel nacional, y que el 10 de noviembre se representará un sismo y tsunami, con las sirenas de las instituciones de emergencia, sonando durante dos minutos en todo el borde costero regional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí