InicioTendenciasAlimentación basada en plantas

Alimentación basada en plantas

Alimentación basada en plantas: Qué es, sus beneficios para la salud y su efecto en el cambio climático.

Como la reducción y eliminación del consumo de carne puede traer beneficios en la prevención de enfermedades y contrarrestar las consecuencias del cambio climático.

La alimentación basada en plantas es un tipo de dieta que se caracteriza por la preferencia
de productos de origen vegetal tales como las frutas, verduras, nueces, legumbres y granos enteros y la disminución o eliminación de los productos de origen animal como los lácteos, huevos, carnes rojas, blancas y pescados. En este último tiempo esta tendencia ha ido en aumento, tal como se evidencia en la encuesta “El Chile que viene” (2018), la cual refiere que el 14% de la población chilena es vegetariana y el 4% vegana.

Existen diversos patrones alimentarios basados en plantas, tales como:
● Ovo-lactovegetariana: Incluyen lácteos y huevo.
● Ovo-vegetariano: Excluye los lácteos.
● Lactovegetariano: Excluye el huevo.
● Pescovegetariano: Incluye pescados y mariscos.
● Veganas: Excluye todo alimento de origen animal.

Entre las diversas razones que las personas refieren para modificar su alimentación tradicional a una basada en plantas se encuentran motivos de salud y medioambientales.
Diversos estudios demuestran que la adopción de esta dieta presenta beneficios en la salud, dentro de los cuales se encuentran:

● Es un factor protector de Enfermedades Cardiovasculares, obesidad y Diabetes Mellitus tipo 2.
● Favorecer la salud de los huesos disminuyendo el riesgo de fracturas y osteoporosis.
● Previene el desarrollo de cáncer.

Esto se debe a que esta alimentación presenta un mayor contenido de fibra, vitaminas y
minerales, antioxidantes, compuestos fenólicos y ácidos grasos insaturados que cumplen
diversas funciones esenciales en el cuerpo.
Por otro lado, de acuerdo a la motivación medioambiental, se encuentran:
● Mantienen dentro de los límites establecidos las emisiones de gases de efecto
invernadero, el uso de la tierra y agua.
● Preservan la biodiversidad de los cultivos, la ganadería, los alimentos derivados de
los bosques y los recursos acuáticos, evitando la caza y la pesca excesivas.

Reducen la pérdida y el desperdicio de alimentos.
● Reducen el uso de plásticos y sus derivados en el empaque de alimentos.

Debido a esto, una alimentación basada en plantas es beneficiosa para la salud y el medio
ambiente. Sin embargo, si se quiere iniciar y/o mantener un estilo de vida y una dieta
saludable sostenible, se debe realizar en conjunto con la asesoría de un profesional
nutricionista para evitar así posibles deficiencias nutricionales como por ejemplo de
vitamina B12 y hierro, cuya baja o nula ingesta puede conllevar el desarrollo de anemias y
complicaciones en el sistema nervioso.

Carlos Fernández Gonzalez, Macarena Ledezma Arancibia, Andrea Torres Castro –
Estudiantes de 4to año de Nutrición y Dietética, Universidad Católica del Norte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment - Aguas del Valle Reporte de casos Covid

Lo último

Comentarios