InicioEditorLos ojos del mundo tras un balón

Los ojos del mundo tras un balón

Esta es una oración que puede definir lo que significa el fútbol en la actualidad. Y es que el fútbol es más que un deporte que arrastra multitudes, es una verdadera pasión. Es el deporte más popular del mundo, no solo desde el punto de vista económico, también desde el punto de vista social.

Une a los chicos de la calle o el barrio, sin mucha distinción de edades, raza, color político, religión, clase social o género, entre otros aspectos. Todos corren tras el mismo balón. En torno a él se conforman barras o clubes, de distintas magnitudes y procedencias, pero bajo el factor común del nombre de un equipo.

Y nada como el apoyo hacia la selección de un país, para unificar el sentimiento nacional, dejando a un lado cualquier diferencia preexistente. Y si algo es capaz de unir a una nación entera, entonces ese algo es muy poderoso. Gracias a su inmensa popularidad y su magia, el futbol es, hoy en día, uno de los deportes que más dinero genera a nivel mundial.

El fútbol como motor económico

Eventos de índole internacional, como el campeonato mundial de fútbol, la Champions League, la Copa Libertadores o la Copa Europa, entre otros, son torneos que implican grandes movimientos de capitales, avalados por multinacionales, gobiernos, particulares u organizaciones de todo tipo.

La gran cantidad de sectores que son influenciados por el futbol y su entorno es impresionante. Los movimientos económicos asociados al futbol, no solo se limitan a las inmensas transacciones de dinero que se realizan por concepto de entradas para ver un partido, también abarcan muchas áreas que no suelen ser asociadas al deporte.

Los más favorecidos

Por ejemplo, el sector de la confección y la moda, constituye uno de los más favorecidos, gracias a la inmensa cantidad de seguidores que tienen los grandes equipos y las selecciones. Ellos desean usar la camiseta original asociada con su equipo o su ídolo. Por lo tanto, éstas se producen en masa. Además, la creación de uniformes y otros atuendos que son patrocinados por las marcas deportivas más populares, no cesa.

Es un negocio que todo el tiempo está produciendo, con el impacto correspondiente en otros segmentos como la industria del calzado, que paga fuertes sumas de dinero, para que los jugadores estrellas usen sus zapatos deportivos, que suelen ser el resultado de profundos y serios procesos de investigación en ergonomía y resistencia de materiales, solo por nombrar algunos casos como ejemplo.

También se benefician el sector turismo y la restauración, que obtienen grandes beneficios, especialmente durante los más importantes torneos y sus finales, que llegan a paralizar por completo una ciudad. Sus tasas de ocupación y la demanda de servicios de comida llegan a su máximo nivel durante este tipo de eventos. Por supuesto, el sector transporte también se ve fuertemente impactado.

El sector construcción es otro de los grandes favorecidos, no solo por sus espectaculares obras arquitectónicas reflejadas en los complejos deportivos y el mantenimiento que estos conllevan, también por lo que significa, para los organizadores de eventos como el mundial de futbol o la final de la Champions League, entre otros, el impacto económico para el país que sea seleccionado como sede y los correspondientes revalorización e impulso para el sector inmobiliario.

Y estos son solo algunos ejemplos, porque la pasión por el fútbol tiene innumerables alcances y sería complicado sintetizarlos en un escrito. Sin embargo, hay dos áreas que ameritan especial atención.

El monstruo de la publicidad

Organizaciones como el Real Madrid, la Juventus, el AC Milán, el Bayern de Múnich, el Paris Saint German, por mencionar solo algunos, son verdaderos emporios económicos. Entre los grandes negocios que se realizan a través de ellos, la publicidad resalta. Estos íconos deportivos, reciben sumas millonarias por concepto de publicidad. Los derechos de transmisión de sus partidos son facturados a costos inimaginables y los patrocinantes pagan verdaderas fortunas, solo por el privilegio de aparecer unos segundos.

Y no solo es a nivel de equipos, la publicidad individual de algunas superestrellas del futbol es toda una industria. Son verdaderos “influencers”, que gracias al marketing digital generan cifras extraordinarias.

Por ejemplo, CR7, Cristiano Ronaldo, con más de 186 millones de seguidores, gana más como influencer que como futbolista, a pesar de ser reconocido como el Mejor Futbolista del Siglo, Es tal la magnitud de su popularidad e influencia, que cualquier marca deportiva reconocida estaría dispuesta a pagar grandes cantidades para que él usara sus artículos, pues saben que realmente ese pago no sería un costo sino una inversión.

El maravilloso mundo de las apuestas deportivas

Por último, no se puede dejar a un lado el emocionante y muy lucrativo mundo de las apuestas deportivas. Y es que gracias al futbol, no solo se puede vivir la emoción de un juego o torneo, también es posible disfrutar de toda la adrenalina de apostar.

La magnitud de dinero involucrado, movilizado por grandes y confiables casinos online como Betsson o Betsafe, gracias a las apuestas de fútbol, es tan impactante, que empresas aseguradoras o los impuestos de un país, se verían seriamente afectados si estas apuestas deportivas no se efectuaran. Por eso, muchas veces, los ojos del mundo van tras un balón.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment - Aguas del Valle

Lo último

Comentarios