Inicio Trending Coronavirus Embarazo y lactancia: temas que no escapan del COVID-19

Embarazo y lactancia: temas que no escapan del COVID-19

Toda paciente que tenga sospecha o esté confirmada con coronavirus tendrá medidas especiales de aislamiento, tratamiento y protocolos especiales para enfrentar de manera responsable el alumbramiento.

Un tema no menor es el que deben afrontar las embarazadas y puérperas en estos tiempos de COVID-19. Debido a su estado y por estar inmunodeprimidas debido a la gestación, son un grupo de riesgo ante esta pandemia global que nos afecta desde hace ya varias semanas.

Según lo explicó la matrona clínica, Claudia Plaza, perteneciente al Departamento de Salud Estudiantil de la ULS, “las medidas que se recomiendan en las embarazadas y puérperas, son las mismas que para la población general, reconociendo que por el mismo hecho de estar embarazadas están un poco inmunodeprimidas, lo que las pone en una condición de riesgo. La mejor medida es la prevención, distancia social, lavado frecuente de manos, permanecer en confinamiento seguro en cuarentena preventiva”.

Con relación a las embarazadas con sospechas de contagio COVID-19, la profesional señala que la mujer, a menos que esté con un trabajo de parto franco o con síntomas respiratorios severos que incluyan dificultad respiratoria, es preferible que primero llame por teléfono a los contactos que los CESFAM y hospitales tienen para así evitar mayores riesgos.

“Si la embarazada está con trabajo de parto y síntomas respiratorios, tiene que informar a la urgencia de que tiene sospechas de COVID-19 para los protocolos establecidos en las unidades médicas, dándole prioridad en la toma de muestras, ingresándola en aislamiento. En caso de no estar en trabajo de parto, tomarán las muestras y la derivarán a su domicilio”, explica.

Lactancia

Los cuidados asociados al puerperio y la lactancia son los mismos que cuando se está fuera de pandemia, lo único que podríamos acentuar, asegura Plaza, “es que la mujer que recién dio a luz no reciba visitas, para no exponerla a ella ni al recién nacido”.

Además, detalla que es importante tener en cuenta que “si la puérpera es positiva de COVID-19 y el recién nacido no lo es, pueden tener un alojamiento conjunto, siempre y cuando se mantenga la distancia física. Si bien la Sociedad Chilena de Pediatría, SOCHIPE, ha recomendado en abril que se puede iniciar lactancia directa tomando todas las precauciones, el protocolo ministerial aún no lo considera y lo que recomienda es que no haya apego y que solamente tenga contacto en períodos de alimentación e incluso la extracción de leche materna”.

Finalmente, la matrona afirma que “es muy importante que se mantenga la lactancia materna, aunque no sea de entrega directa y sea sólo por biberón, debido a todas las ventajas que ésta trae al lactante. Hasta el momento no se ha demostrado que la leche materna sea vector del COVID-19, así que no sería una vía de contagio. La leche materna es muy útil como carga inmune para el recién nacido”.

Alonso Maximiliano
Para seguir la trayectoria: mira al maestro, sigue al maestro, camina junto con el maestro, mira a través del maestro, conviértete en el maestro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment - Aguas del Valle

Lo último

Comentarios