La Intendenta Lucía Pinto informó que durante esta semana, se hará la transferencia de más de 1600 millones a los municipios para que estos puedan ejecutar las acciones de apoyo a las familias afectadas.

Si bien el país –y en especial las regiones- está enfocado hoy en día en hacer frente a la emergencia sanitaria por Coronavirus, la Región de Coquimbo no ha dejado de preocuparse por uno de sus temas más importantes: la escasez hídrica.

En este escenario, la Intendenta Lucía Pinto confirmó hace algunos días que “no hemos descuidado la sequía, seguiremos adelante con toda nuestra planificación”.

Por ello, la jefa regional confirmó que esta semana se concretará la transferencia de más de 1600 millones de pesos hacia los municipios para que estos puedan ejecutar sus medidas en apoyo a los más afectados.

“La escasez hídrica es parte de nuestra realidad. Estamos en momentos complejos por el Coronavirus, pero no vamos a descuidar a nuestros agricultores, ni al secano, ni al ganado. Por eso, vamos a concretar rápidamente el traspaso de estos recursos y así ir dándoles respuesta a las familias que lo necesitan”, sostuvo la Intendenta Pinto.

Se tratan de recursos que forman parte del 5% de emergencia del FNDR y que en total ascienden a 2.997 millones de pesos.

La Presidenta del Consejo Regional, Adriana Peñafiel, destacó que “es importante que la comunidad sepa que aún estamos atentos por la difícil situación por la que atraviesa nuestra región por la sequía, especialmente en las comunas más rurales, por esta razón es fundamental que, a pesar de la emergencia sanitaria por la que atravesamos, contemos con estos recursos que gestionamos como Gobierno Regional a nivel central para poder destinarlos exclusivamente para enfrentar la escasez hídrica”.

“Con esto podremos concretar la entrega de cajas de alimentos, la compra de alimento para animales, de estanques de acumulación y pagar a equipos que puedan limpiar canales o arreglar caminos. Estas son acciones que se va a concretar de acuerdo a la necesidad de cada territorio, porque el impacto de la sequía, por ejemplo, en Salamanca es distinto a como se vive en Punitaqui o La Higuera”, subrayó la jefa regional.

Además de los recursos a los municipios, desde el Gobierno Regional también se comenzarán a ejecutar los recursos para la compra de estanques de respaldo para todos lo sistemas de Agua Potable Rural APR por 600 millones de pesos, y la inversión de 447 millones para la profundización de pozos.

Dichas medidas, remarcó la Intendenta Lucía Pinto, se suma a las 68 que están definidas dentro del Plan de Emergencia Hídrica 2019-2021, la que se está ejecutando con el foco puesto en el abastecimiento de agua para consumo humano, el apoyo social y el desarrollo productivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí