La tasa de desocupación fue 6,2%, descendiendo 1,2 pp. en doce meses como consecuencia del incremento de 4,2% de los ocupados, superior al evidenciado por la fuerza de trabajo (2,9%). En tanto, los desocupados registraron un descenso de 13,8%, incididos mayoritariamente por quienes buscan trabajo por primera vez*.

En doce meses, la estimación del total de ocupados creció 4,2%, incidida principalmente por las mujeres que aumentaron 9,6%. Según tramo etario, las alzas se observaron en los segmentos de 25 a 49 años (11,4%) y el de 65 y más años (4,7%).

Según sector económico, el incremento de los ocupados fue explicado por minería (31,6%), enseñanza (21,8%) e industria manufacturera (20,1%), mientras que por categoría ocupacional la expansión se observó en los asalariados sector público (19,0%) y sector privado (4,2%).

La tasa de ocupación informal alcanzó 36,3%, aumentando 2,0 pp. en doce meses. Por otro lado, los ocupados informales aumentaron 10,3%, incididos solo por mujeres (35,0%) y por la mayoría de las categorias, exceptuando trabajador por cuenta propia.

La tasa de participación se situó en 59,8% y no registró variación en doce meses. En tanto, la tasa de ocupación se ubicó en 56,2% creciendo 0,8 pp. respecto a igual periodo año anterior. Por su parte, la población fuera de la fuerza de trabajo se expandió 2,5%, influida mayoritariamente por los inactivos potencialmente activos (67,5%).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí