Tras más de 15 horas de intensas conversaciones entre parlamentarios del oficialismo y representantes de partidos de oposición con excepción de PC elaboraron un itinerario con los principales puntos para un “Acuerdo por la Paz Social y nueva Constitución”.

Con el compromiso del restablecimiento de la paz social y el orden público, así como el total respecto a los derechos humanos y la institucionalidad democrática, representantes de los partidos políticos, con excepción del PC, suscribieron el histórico “Acuerdo por la Paz Social y nueva Constitución”, que apunta a generar una nueva Carta Magna que reemplace la de 1980.

Tras la crisis política y social agudizada por las movilizaciones de octubre y luego de días de conversaciones y negociaciones que se extendieron hasta la madrugada de este viernes 15 de noviembre se dio paso a un documento suscrito por los representantes de todas las fuerzas políticas y que fue leído por el Presidente del Senado, Jaime Quintana.

“Queremos ponernos a la vanguardia de un verdadero contrato social con Constitución 100% democrática”, señaló el senador Quintana quien explicó que el acuerdo tiene como eje la participación ciudadana.

En lo fundamental, propone un mecanismo que consistirá en convocar a un Plebiscito en abril de 2020 donde los ciudadanos y ciudadanas podrán elegir por el camino de una Convención Mixta Constitucional o una Convención Constitucional.

La elección de los miembros de ambas instancias será en el mes de octubre de 2020 en conjunto con las elecciones municipales.

El órgano constituyente deberá aprobar normas y reglamentos con un quórum de dos tercios de sus miembros en ejercicio. El plazo de ejercicio del órgano constituyente será de 9 meses con una prórroga de 3 meses.

Una vez redactada la nueva Constitución será sometida a un plebiscito ratificatorio

La senadora Jacqueline Van Rysselberghe señaló que “estar sentados acá es un esfuerzo de dialogo en un ambiente donde reinaba el miedo, la violencia y falta de paz. Por eso estamos agradecidos de haber sido parte de la construcción de un acuerdo para buscar respuestas y acuerdos de justicia social y para derrotar la violencia que se ha engendrado”.

A su turno, el senador Alvaro Elizalde destacó que “serán los ciudadanos y ciudadanas quienes definirán si quieren una nueva Constitución y cuál es el mecanismo para generarla a través de dos alternativas: una convención mixta y convención constitucional que equivalente a la asamblea constituyente”.

El senador Felipe Kast, afirmó que el Senado y la clase política se puso a la altura y calificó la jornada como “de humildad”, destacando que “se ha puesto primero a la ciudadanía y ahora le corresponde a ellos decidir cuál es el mejor procedimiento”

Por su parte, el senador Felipe Harboe, presidente de la Comisión de Constitución y uno de los que encabezó las conversaciones afirmó que “haría un llamado a entender la magnitud de este cambio. Agradecemos a todos quienes contribuyeron para llegar a este acuerdo” y agregó que “es hora de reencontrarnos”.

Visiblemente emocionado, el Vicepresidente del Senado, Alfonso de Urresti, señaló que quiero felicitar a ciudadanos de Chile, aquí sufrió gente y eso hay que rescatarlo porque nunca más quiero que eso se vuelva a repetir en el país . Pudimos aportar e hicimos lo que correspondía.

El senador Francisco Chahuán se mostró agradecido y satisfecho por “el esfuerzo de diálogo y ésta es la oportunidad de avanzar en un país mas justo, más solidario que se haga cargo del marco constitucionalidad y también de la seguridad, la paz y la justicia”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí