120 días deberá permanecer en prisión preventiva un funcionario del Ejército que disparó contra un joven durante el toque de queda en la ciudad de Coquimbo, causándole la muerte. Por este caso, la Sede Regional del INDH se presentó una querella por homicidio simple.

Según la Jefa Regional de Coquimbo, Tarcila Piña, el hombre de iniciales K.G. falleció la madrugada del lunes 21 de octubre durante el toque de queda. En ese contexto, y mientras los funcionarios del Ejército realizaban un patrullaje, K.G. salió desde el interior de una tienda, quien recibió un disparó por parte de militares, hiriéndolo de muerte. Se trató de la segunda muerte a nivel nacional desde que se declaró excepción constitucional.

El primer fallecimiento ocurrido durante el estado de emergencia había ocurrido un día antes, también en la Región de Coquimbo, cuando R.V. resultó fallecido tras recibir un impacto de bala en La Serena. Según testigos, militares apostados fuera de la entrada de la tienda Paris, apuntaron y dispararon hacia la multitud, hiriendo a dos personas. Una de ellas era R.V., que falleció unas horas después, y la otra R.R., quedó en estado grave por impactos de bala en el cuerpo.

Por esos hechos, el INDH presentó una querella por el homicidio de R.V. y otra por homicidio frustrado en contra de R.R. En ambas acciones se sostiene que los funcionarios del Ejército estaban en una posición de control de la situación, ya que tienen el monopolio del uso de la fuerza y, consecuentemente, de armas letales. Mientras que las víctimas, no se encontraban armadas.

El INDH de Coquimbo se querelló también contra carabineros por el delito de tortura con abuso sexual agravado. Los primeros días de noviembre se produjo un caso de violación a un hombre que -cuando caminaba con dirección a su domicilio- fue detenido y subido a un furgón policial, donde habría sido ultrajado con el bastón de servicio de uno de los policías.

Acciones judiciales

Durante los 20 días de manifestaciones en la Región de Coquimbo, la Sede Regional del INDH ha recibido 160 denuncias por vulneraciones de derechos, en el marco de los 20 días de movilizaciones sociales.

Tal como en otras regiones, la Sede Regional ha observado en las manifestaciones un uso excesivo de la fuerza, sobre todo en el procedimiento de la detención, así como uso indiscriminado de lacrimógenas, señaló Tarcila Piña. Agregó que “los chorros de carros lanza aguas van dirigidos al cuerpo de los manifestantes; ha habido uso de escopetas antidisturbios, lo que ha producido disparos de balines y perdigones en el cuerpo de diversos manifestantes. También hemos pesquisado casos en que carabineros no ocupa su identificación”.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí