Una planta desalinizadora levantada por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) ya está entregando agua a la caleta Chigualoco, en Los Vilos, Región de Coquimbo.

Al participar en pruebas de funcionamiento, los pescadores comprobaron cómo el agua de mar, tras ser sometida a un proceso de tratamiento y filtrado, se convierte en potable.

Las muestras respectivas fueron enviadas al Servicio de Salud y a un laboratorio privado para verificar que se encuentre plenamente apta para el consumo humano.

La planta de Chigualoco, que implicó una inversión pública de $50 millones, tendrá un funcionamiento amigable con el medio ambiente, pues operará con energía proveniente de paneles solares.

De esta manera, los socios del sindicato artesanal de Chigualoco y sus familias están cumpliendo uno de sus mayores anhelos: contar con suministro estable y seguro del recurso hídrico.

El subsecretario de Pesca y Acuicultura, Román Zelaya, destacó que la desalinizadora mejorará la calidad de vida en la caleta y que contribuirá decididamente a su progreso y desarrollo económico.

Un dirigente de los pescadores, Roberto Collao, subrayó que “solo faltan las terminaciones para que la planta esté completamente terminada. Gracias a esta instalación, podremos contar con agua para los baños y lavaderos de nuestros productos”.

Collao agregó que “en una segunda etapa, al estar acogidos a la ley de caletas, el proyecto de desarrollo incluye pérgolas para comercializar nuestros recursos, una feria multipropósito y un restorán”.

2 COMENTARIOS

  1. Hola,
    Ya que señalan que este proyecto será amigable con el medio ambiente tengo alguna preguntas.
    _Cual será el método a usar en la limpieza o mantención de los ductos de succión de agua de mar para evitar el fouling?.
    _Donde irán a parar la salmuera carga en metales pesados ?
    _ El proceso de mantención de las membranas que tipo de sustancias químicas serán usadas en su mantención?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí