Por cerca de 4 años esperó para recibir una solución habitacional y con la actual gestión inauguró su nueva casa con medidas de mitigación.

Cuando ocurrió el terremoto y tsunami de 2015 que afectó al barrio de Baquedano en Coquimbo, Patricia Barrios se encontraba en su vivienda junto a su madre de 96 años y apenas escucharon el sonido de las sirenas evacuaron hacia una zona de seguridad. Al día siguiente, vieron con tristeza como la totalidad de su vivienda se encontraba en el suelo producto de las olas que ingresaron en ese sector costero de la comuna.

Pasaron casi 4 años en los que Patricia no recibió la ayuda requerida y tuvo que trasladarse a vivir junto a sus hijos. Esto cambió con la llegada de las autoridades del actual Gobierno quienes, al conocer su caso, aceleraron la construcción de una vivienda totalmente nueva en el terreno donde se emplazaba su casa anterior.

Según señaló Patricia “mi mamá estaba postrada en cama cuando ocurrió todo y mi cuñada nos ayudó para salir cuando ya venía el agua, aún puedo recordar el sonido de las sirenas y los barcos. De mi casa no quedó absolutamente nada y hoy después de mucho tiempo tengo mi nueva vivienda, fue un proceso largo y mi familia está feliz en un barrio que será emergente en el futuro de Coquimbo”.

El caso de Patricia fue evaluado por el Ministerio de Vivienda con un daño grado 5, lo que implicaba demolición total y recibir un subsidio de 1.235 UF para construir una nueva casa que incluyó medidas de mitigación. Sobre este caso, la Intendenta Regional Lucia Pinto, destacó que “recibimos la invitación por parte de Patricia para conocer su nueva casa, ella perdió todas sus cosas en 2015 y después de muchos años, con la gestión del Gobierno de nuestro Presidente Sebastian Piñera, podemos decir que cuenta con un nuevo hogar, donde se siente segura y feliz en un barrio en el cual estamos trabajando para recuperar y mejorar la calidad de vida de las familias que aquí residen”.

Tras el tsunami que ocurrió en 2015 en el sector Baquedano, 211 familias resultaron afectadas de los cuales 121 decidieron permanecer en el barrio restaurando sus viviendas con los beneficios entregados por el MINVU según el grado de afectación en cada caso. Sin embargo, según señala el SEREMI Hernán Pizarro, “cuando asumimos como Gobierno aún quedaban casos de familias pendientes en este sector tan afectado. Estamos trabajando junto al Municipio para regenerar este barrio, siempre considerando la seguridad ante un posible nuevo evento natural. La casa de Patricia es un ejemplo ya que se encuentra elevada para resguardar la vida de su familia que la pasó muy mal en 2015 y hoy por fin tiene su solución habitacional”.

En representación del municipio, Claudio Telias, Secretario Comunal de Planificación, indicó que “el concepto hoy es revitalizar Baquedano y como municipio estamos trabajando coordinados con el Gobierno para mejorar este sector. Hoy estamos viendo como la familia de Patricia es un ejemplo de cómo las personas que decidieron permanecer en el sector pueden volver a sonreír”.

Cabe destacar que Baquedano es uno de los pocos barrios en el país elegidos para el desarrollo de un plan de regeneración único en su tipo y se trabaja desde diciembre de 2018 con una consultora para elaborar un diseño del sector donde es vital la opinión de los vecinos.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí