Margarita Dubó destaca por la crianza de distintas razas de gallinas y cultivos sanos y de grandes dimensiones.

Según ONU Mujeres debido a la amplia presencia del género en la mano de obra agrícola mundial, las campesinas son agentes clave para conseguir los cambios económicos, ambientales y sociales necesarios para alcanzar el desarrollo sostenible del sector. Una misión esencial considerando el escenario climático actual.

En la región de Coquimbo son muchos los ejemplos que cumplen con aquello, como es el caso de Margarita Dubó, usuaria del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) de la comuna de Punitaqui que parece llevar en la sangre su amor por el campo y su aporte a la seguridad alimentaria.

Por muchos años trabajó en la Corporación Nacional Forestal (CONAF), apoyando a la reforestación y la realización de labores de conservación de suelo en diversos sectores de la comuna limarina. En la actualidad, la emprendedora nacida y criada en el sector de La Rinconada posee una variada plantación de cultivos: tomates, tunas, albahaca, cebollas, limones, entre otros, reconocidos por su sabor y tamaño. A su vez suma todo el encanto del sur, mediante la producción de ajos chilotes y ajís sureños.

Margarita comenta que el secreto para cultivar especies con las citadas características es ocupar y aprovechar al máximo la mayoría de los insumos disponibles en su predio, “como el guano de las gallinas de distintas razas que también crio, que es uno de los mejores abonos para emplear en los cultivos”. Además, indica que la elección por centrarse en la diversificación de productos se basa en que “me gusta tener mis propias cosas, saber cómo fueron cultivadas y si quiero huevos frescos sacarlos de mi gallinero. Yo más que vender, muchas veces comparto los productos, las semillas”.

En relación a lo anterior, se destaca que según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) la diversificación productiva es una de las clave para que el sector rural se haga menos vulnerable ante los efectos del cambio climático.

De esta forma, a sus 56 años Margarita reconoce que el trabajo en el campo ha sido fundamental para la crianza de sus dos hijos y que gracias a él logró en gran parte pagar los estudios de ambos. Una misión cumplida que no le quitó el entusiasmo por seguir con la labor que tanto ama.

Y fue buscando oportunidades para fortalecerla que conoció la existencia del convenio entre INDAP y la Fundación para la Promoción y Desarrollo de la Mujer (PRODEMU), iniciativa que le permitió acceder al Programa Mujeres Rurales y gracias al cual es parte del grupo de campesinas llamado “Avícola Los Naranjos”, dedicado a la venta de huevos de distintas razas de gallinas.

Acerca de la importancia de ser partícipe de iniciativas brindadas gracias a INDAP y PRODEMU, Dubó destaca que “todo lo que nos llega es un buen aporte, en mi caso los recursos muchas veces son escasos y para mí ser parte del convenio ha sido excelente”.

Mediante la variada oferta programática que posee INDAP se ha logrado mejorar la calidad de vida de muchas mujeres de la región, una tarea de la cual el Director Regional de la institución, José Sepúlveda, enfatiza que “son historias como la de la señora Margarita las que grafican el importante trabajo que día a día realizamos en el ámbito del fomento productivo para la agricultura familiar campesina, donde las mujeres rurales tienen un rol protagónico, porque sabemos y entendemos el valioso aporte que entregan al mundo rural, ya sea en el ámbito productivo, familiar y social. Nos alegra que el trabajo que realizamos con PRODEMU ya le haya permitido a Margarita contar con un gallinero, del cual comenta ha sido una gran ayuda”.

“Es gratificante sentir el coraje que tienen nuestras mujeres, ellas no solo luchan por sacar adelante a sus hijos, hoy la señora Margarita también decide quedarse en el campo y enfrentar las adversidades del clima. Es un orgullo poder contribuir, a través del trabajo en conjunto con INDAP, al crecimiento de miles de mujeres y así avanzar en la igualdad de oportunidades para las mujeres del sector rural”, valora la Directora Regional de PRODEMU, Dinka Herrera.

Para el Seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes, la importante labor que realizan las mujeres campesinas demuestra que “se debe trabajar por un Chile que definitivamente deje atrás las brechas existentes entre hombres y mujeres, porque se ha comprobado que ellas cumplen un rol fundamental en el crecimiento tanto social como económico de nuestro país y no solo en la agricultura. Un ejemplo de ello es la importante tarea que ha realizado la Intendenta Lucía Pinto”, y agrega que “como ministerio trabajaremos codo a codo con las campesinas, principalmente para atender la contingencia climática actual que vive el sector”.

Quien desee obtener información acerca del convenio y otras herramientas de INDAP puede visitar la página web www.indap.gob.cl.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí