La Presidenta de la Sociedad Agrícola del Norte A.G., María Inés Figari, expuso al Directorio de la Sociedad Nacional de Agricultura un informe resumen de la situación hídrica regional, en donde además planteó las medidas propuestas en conjunto y coordinado con las principales Juntas de Vigilancia de la Región de Coquimbo.

La Región de Coquimbo vive una crisis climática y por este motivo es que la Sociedad Agrícola del Norte A.G. (SANAG), bajo el amparo de la Ley de Catástrofe decretada por el Ministerio de Interior y la Declaración de Zona de emergencia Agrícola declarada por el Ministerio de Agricultura, propuso un trabajo mancomunado con el Estado para resguardar al sector productivo que provee de alimento a la población y que además es el sustento diario de más de 40.000 familias que trabajan en torno al eje agrícola en la región.

En ese sentido la Presidenta de la SANAG, María Inés Figari, viajó a Santiago para exponer al Directorio de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) un informe resumen de la situación hídrica que vive la región actualmente, instancia en la que además propuso las diferentes medidas levantadas en conjunto con las organizaciones de usuarios de Agua y agricultores de nuestra región, para mitigar la crisis que vive la zona.

De esta forma la Presidenta de la entidad indicó que “las medidas propuestas, fueron levantadas en conjunto con las organizaciones de usuarios de agua con las cuales estamos en permanentes conversaciones, porque nosotros como gremio no estamos solos”, añadiendo que “estamos trabajando un plan de desarrollo en la región, de acuerdo a las necesidades de las organizaciones y se realizó un barrido en toda la región para conocer cuáles son los principales problemas”.

Según lo expuesto por Figari a las autoridades de la SNA en la Región de Coquimbo se requiere destrabar los recursos por parte del Gobierno para mitigar la situación expuesta a través de medidas tales como el encauzamiento y /o canalización del río en puntos críticos por parte de la DOH; realizar estudios hidrogeológicos para conocer posibilidades de aguas subterráneas y mantener los cauces. Dichos estudios podrían arrojar zonas para instalar una batería de pozos, por lo que se solicitan recursos para la construcción y habilitación de pozos profundos para explotarlos en la sequía.

Así mismo se plantea recarga de acuíferos; entregar materiales de recubrimiento a Organizaciones de Usuarios de Agua para tranques intrapredial y canales preferentemente manta de hormigón; crear estanques móviles que permitan apoyar al pequeño agricultor y del mismo modo construir tranques comunitarios. Se pide también que los recursos deCNR sean dirigidos a mejorar las hectáreas ya plantadas y no a crear nuevas hectáreas productivas.

Por otro lado y de acuerdo a cada cauce se solicitó contar con un embalse de cabecera y como medida a mediano y largo plazo se requiere la continuidad de un plan de embalses y carretera hídrica para la Región de Coquimbo.

A lo anterior se agrega que demás se debe intervenir algunas medidas de acceso al financiamiento. De esta forma, al termino de dicha reunión la Presidenta de la SANAG se mostró conforme y señaló que “la problemática hídrica es algo más bien generalizado en todas las regiones del país, por lo que se acordó que se va a solicitar una reunión con las autoridades para ver en concreto cuáles son las necesidades más urgentes de cada zona”, indicando además que “tenemos una muy buena llegada en Santiago, y especialmente destaco la unión que debemos tener en estos momentos y que se está dando, por lo que vuelvo muy contenta”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí