Cuando en la convivencia familiar no existen límites claros y el ejercicio del rol correspondiente a cada integrante se vuelve confuso, se pueden generar dificultades en la crianza.

En la actualidad es posible identificar diferentes tipos de familias, como aquellas en las que están presentes ambos padres, cónyuges solteros u otro integrante diferente ejerciendo el rol principal. Lo cierto es que probablemente la situación más común es aquella en donde los niños y niñas se crían en presencia de sus progenitores junto con un marcado apoyo de sus abuelos paternos y/o maternos. Pero, ¿Qué sucede cuando los padres y abuelos no tienen bien claros sus roles dentro de la crianza de sus hijos o nietos?

Los padres son los primeros responsables

Siempre y cuando sea posible, son los padres los primeros y únicos responsables directos de la crianza de sus hijos, los cuales incluyen el cumplimiento de sus roles como cuidadores a nivel económico, emocional, educacional y en salud, permitiendo entonces un bienestar completo para el buen desarrollo desde la primera etapa de la infancia.

Aunque nadie nace sabiendo cómo ser una “buena madre o padre”, la práctica ayuda a establecer lazos que permitan una crianza respetuosa. Al mismo tiempo esta responsabilidad también debe venir de la mano con tener el primer derecho, por sobre otros integrantes de la familia, a establecer límites en todo aspecto, desde el horario de dormir hasta las de tipo alimentaria.

Los abuelos: un soporte maravilloso

El nacimiento de un nieto puede generar un sin fin de consecuencias positivas cuando los padres y abuelos tienen bien claros sus roles. Es una instancia en donde los lazos de confianza y amor se extienden, permitiendo establecer redes de apoyo constantes para los niños y niñas, así como la transmisión de la experiencia desde los abuelos a sus respectivos hijos. Esto último sin duda es una ayuda significativa para aquellos padres que son primerizos y que se les dificulta un poco más la crianza.

¿Son los abuelos un factor de riesgo?

La presencia de los abuelos durante la crianza de sus nietos puede resultar un tanto dificultosa o desafiante cuando no se tienen bien claros los roles. Podría generar discusiones entre ellos y los padres, diferencias de opiniones, sobreprotección, desorden en los horarios de alimentación o de dormir, imposición de creencias antiguas sin fundamento científico, confusión en los niños (as) sobre las reglas, crianza no respetuosa, desobediencia o la alimentación poco saludable como herramienta para “regalonear” a sus nietos, entre otras. Cada una de estas situaciones genera un impacto negativo en la salud de los niños (as).

Rol de los abuelos en la atención de sus nietos

Aunque sea difícil, los abuelos deben respetar el rol de los padres como principales figuras de autoridad frente a sus nietos. Esto no significa que no puedan opinar de manera respetuosa, ayudar cuando se les solicite, pasar tiempo junto a sus nietos, ni aportar desde su experiencia, simplemente no deben imponer sus opiniones y respetar las reglas ya impuestas por los padres, todo esto con el fin de lograr un crecimiento sano de sus nietos.

  • Por Ana Belén Seura Ríos
  • Interna Nutrición y Dietética UCN

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí