Chilenos siguen destacando la calidad del producto nacional. Esto en medio de los esfuerzos para proteger el destilado frente a la competencia de Perú.

El patio Bellavista de Providencia, en la Región Metropolitana, se engalanó con los diversos sabores y preparaciones en base a piscos producidos en las regiones de Coquimbo y Atacama.

Así se celebró oficialmente el día nacional de uno de los productos más tradicionales del norte del país.

Festejos que estuvieron marcados por la preferencia de un público local que destacó los sabores y colores.

“Tenemos muchas variedades y todas son muy buenas. Y si hoy se habla de defensa es por algo, ya que si se patentó su origen debe respetarse todo eso. Para mí el Pisco es chileno”, sostuvo Camila Valenzuela, estudiante de veterinaria.

Mientras que Mauricio Fernández, Bartender, añadió que “el Pisco chileno tiene mucho potencial. Es muy versátil y, prácticamente, puede acompañar toda la gastronomía. Creo que debemos cuidarlo”.

Una nueva versión del Día Nacional del Pisco, que se dio en medio de los esfuerzos que se han concretado para defender la denominación de origen del destilado.

En esta línea, la Intendenta de Coquimbo, Lucía Pinto, señaló que “queremos que el pisco tenga el sitial que corresponde y por eso hemos puesto nuestros esfuerzos para conformar el primer Consejo Regulador, una mesa que defenderá el producto, le dará garantías y permitirá que sea reconocido como corresponde en el mercado extranjero”.

Un Consejo Regulador que nace desde la región de Coquimbo, con financiamiento FNDR y que se convierte en una de las medidas más importante de los últimos años.

Francisco Hernández, Presidente de la Asociación de Productores de Pisco, comentó que “el consejo ha sido uno de los grandes logros. Hemos conseguido sensibilizar sobre el problema de la competencia y convertirlo en un asunto nacional y agradecemos todo el apoyo que nos han brindado”.

Y es que la industria del pisco hoy pasa por un momento económico complejo por la competencia de su par peruano.

Una situación que según el Ministro de Agricultura, Antonio Walker, “nos ha permitido unirnos y reiterar el compromiso del Presidente Sebastián Piñera, quien ha dicho que no estarán solos. Porque es un sector de la agricultura muy importante. Tenemos más de 10 mil hectáreas de uva pisquera, 2500 agricultores que se dedican a esto y hay muchas familias que dependen laboralmente de esta actividad”.

Apoyo a un sector que también se manifiesta desde la vereda parlamentaria.

El Diputado Juan Manuel Fuenzalida sostuvo que “nos pusimos los pantalones largos y vamos a aplicar las mismas condiciones que nos impone el mercado peruano para equilibrar la balanza y vamos a seguir, entre todos los diputados de la región, avanzando en nuevas mociones para defender al pisco”.

Por su parte, el Diputado Francisco Eguiguren, enfatizó que “esta es una lucha de todos. Nos hemos podido alinear y salir a proteger este tradicional producto. Y es muy importante que cada chileno tenga el orgullo por su producto y también lo defienda”.

La industria pisquera es considerada como una actividad histórica y patrimonial que aporta con significativas fuentes de trabajo.

Por eso los esfuerzos apuntan a que la defensa de su denominación de origen implemente nuevas herramientas para abrirle oportunidades y que pueda competir, en condiciones justas, tanto a nivel nacional como mundial.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí