La criancera se dedica a la producción de quesos de cabras, negocio que, entre otros, le ha permitido contribuir a la educación de sus hijas.

Las mujeres han irrumpido con fuerza en la economía rural, visibilizando y ampliando su participación en la estrategia de la economía familiar del mundo campesino.

Un ejemplo de ello es la criancera de Río Hurtado, Palmira Malebrán (45), usuaria del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), que hace de la ganadería caprina un impulso integral para el crecimiento de su hogar.

Y es así que gracias a sus cerca de 45 cabras —de razas destacadas como Saanen y Alpina—, en la actualidad se dedica a la producción de queso de cabra tradicional, trabajo que prontamente busca potenciar con la incorporación de especias y etiquetado. Al respecto, indica que “quiero llegar a un mercado más selectivo con productos más gourmet y así mejorar los precios, ya que hay muchos crianceros y yo busco destacar”.

“Trabajando me siento más realizada como mujer, contribuyo con lo que me gusta a mejorar la calidad de vida de mi familia. Muchas veces nos valoraban solo por nuestros papeles de madre o dueña de casa y ahora creo que se están dando cuenta del aporte monetario que también realizamos. En parte, producto a lo que hago hoy mi hija mayor está estudiando en la universidad”, destaca la campesina.

Acerca del cómo y cuándo surgió su amor por la crianza de las cabras, Malebrán cree que comenzó el día en que su madre la trajo al mundo, ya que “desde pequeña ella me contaba que partió su trabajo de parto junto a las cabras en un galpón que tenía con mi padre, él también un fiel criancero”.

De esta forma se realza que el afán por la independencia económica siempre ha estado presente en la vida de la productora, sin nunca dejar por completo el trabajo de las cabras, se ha desempeñado como asesora del hogar en Viña del Mar, guía turística, vendedora en un quiosco ubicado en el Monumento Natural de Pichasca (Río Hurtado) y guardaparque del mismo recinto.

Orgullosa de su esencia y de ser una mujer campesina cuenta que “yo soy de Canela, después de trabajar como asesora del hogar decidí venirme a Río Hurtado, la tierra natal de mi padre, porque el campo era mi área. Aquí encontré el amor y formé una familia, mi esposo y dos hijas. Todo lo que hago es por ellos”.

EL DESARROLLO DE LA MANO DE INDAP

La inclusión de la mujer constituye uno de los ejes centrales del trabajo de INDAP, por lo cual se están impulsando programas y trabajos específicos a su favor, como el reforzar la labor del convenio INDAP – PRODEMU y la creación de un sistema de financiamiento especial para ellas y sus organizaciones.

Y ha sido justamente en esas áreas donde Palmira vio fortalecer su vida emprendedora. “Fui parte del convenio a través de un grupo de mujeres tejedoras con lana de oveja, pero ahora me dedico el 100% a mis cabras. De igual modo la enseñanza siempre queda, si en algún momento debo recurrir al tejido lo voy a retomar. Actualmente pertenezco al programa PADIS y he tenido mucho apoyo, el aporte ha sido muy bueno y he podido crecer con mis cabritas”.

Dentro de las herramientas y proyectos brindados por la institución del Ministerio de Agricultura se encuentra la construcción de un galpón caprino, un triturador de granos motorizado y una novedosa tarima de ordeña con atrapacabeza.

Y es acerca del rol que ha cumplido el INDAP en la trayectoria de Palmira, que el Director Regional de la institución, José Sepúlveda, destaca que “tenemos claro que día a día las campesinas aportan con su trabajo, no solo a sus hogares si no también al país, queremos visibilizar la contribución que realiza la emprendedora a su hogar y para ello le hemos entregado diferentes instrumentos que le han permitido y le seguirán permitiendo crecer”.

Sepúlveda agrega que “hay que recalcar que nuestro servicio cuenta con una importante instancia de participación. Se trata de la Mesa de la Mujer Rural e Indígena, en la cual nuestras usuarias pueden plantear sus inquietudes y visibilizar las contribuciones sociales y económicas que realizan tanto a la región como al país”.

El Gobierno del Presidente Sebastián Piñera, a través de lo estipulado en su Agenda Mujer, está trabajando para generar más oportunidades de desarrollo para todas las mujeres del país.

Al respecto el Seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes, hace hincapié en que “como Ministerio de Agricultura, y tal como lo ha solicitado nuestro Presidente Sebastián Piñera y la Intendenta Lucía Pinto, estamos trabajando en terreno para conocer de manera real los requerimientos de nuestras campesinas, pues sabemos el papel fundamental que cumplen. Felicitamos a la señora Palmira por ser un real aporte para el sustento familiar”.

En la actualidad Palmira Malebrán comercializa sus quesos en su predio ubicado en el sector San Pedro Norte de la comuna de Río Hurtado. Los interesados se pueden contactar con ella al celular +56 9 9406 4934.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí