Los gatos deben acostumbrarse desde pequeños al contacto con el agua para facilitar una mejor higiene en el futuro.

Se recomienda que los baños tengan una periodicidad dependiendo de la raza.

Cuando pensamos en los gatos, tendemos a verlos como muy independientes y acicalándose recurrentemente con la lengua. Sin embargo, esta práctica puede ser perjudicial si consideramos los riesgos que implican la formación y acumulación de bolas de pelo.

A raíz de lo anterior surge la pregunta, ¿se pueden bañar los gatos? Normalmente pensamos que odian el agua, pero la realidad es que no es así. Hay gatos que aman la hora del baño e incluso juegan felices en ella.

Macarena Quiroga, directora técnica de GranPlus e Instinct, recomienda que debes acostumbrar a los gatos desde pequeños a los baños, no sólo para potenciar tu vínculo, sino para prevenir la aparición de enfermedades. Esto debe hacerse cuidando siempre su piel, porque es muy sensible al tacto y a los productos de higiene humana.

Los productos que se utilicen no solamente deben dejar limpio el pelaje del gato, sino también cuidar su piel.

La especialista Macarena Quiroga recomienda que “los baños de los gatos varían según la raza, largo de su pelaje y tipo de conducta. Siempre debemos estar atentos a la reacción de su piel, para que sea también un real vínculo positivo el que estemos estimulando en cada baño con nuestro felino”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí