Tal como ha ocurrido en el países de Europa, como España y Francia, en Chile nos hemos dado cuenta que la entrada de las tecnologías de información y comunicación, en el mundo laboral han llegado a transgredir los límites de la jornada laboral, pasando a invadir horas de descanso de los trabajadores, las cuales han sido establecidas para efectos de su protección individual y la protección de su vida familiar, tan necesarias para un reparador descanso que permita renovar las energías del trabajador conducentes a optimizar su rendimiento laboral y a mantener calidad de vida de todos ellos.

En la normativa laboral que rige en nuestro país, existen disposiciones especiales tendientes a la protección del trabajador y la vida familiar. Se dispone así, que el empleador está obligado a tomar todas las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida y salud de los trabajadores.

Así también nos hemos dado cuenta, entonces, que estos últimos factores (rendimiento laboral y calidad de vida) son en la práctica muy difíciles de conciliar.

En miras a alcanzar el justo equilibrio entre rendimiento laboral y calidad de vida en nuestro país se ha informado recientemente en la prensa nacional que el diputado por el distrito 15°, señor Raúl Soto Mardones, del Partido Demócrata Cristiano, quien forma parte de la comisión permanente del Trabajo y la Seguridad Social de la Cámara de Diputados, ha impulsado un proyecto de ley que busca establecer el derecho a una desconexión digital, para que los trabajadores del sector público y privado puedan desconectarse de forma total en sus horarios de descanso.

El objetivo propuesto el citado diputado es de primera necesidad ya que en principio contestar un correo electrónico o responder un llamado del trabajo, fuera de la jornada laboral, excepcionalmente, puede no causar perjuicio alguno. Pero en perspectiva y si ello pasa a constituir la regla general y no la excepción como debe ser, entramos directamente en un problema de vulneración de los derechos del trabajador y posiblemente a afectar su integridad psíquica cuya protección está garantizada Constitucionalmente por nuestra Carta Fundamental y por Tratados Internacionales que se encuentran vigentes actualmente en Chile.

Con esta perspectiva es de fundamental relevancia regular esta materia en orden a proteger el derecho a un descanso libre de perturbaciones que permita al trabajador renovar sus fuerzas para su mejor desempeño laboral.

Patricia Villegas Díaz
Académica
Universidad Central La Serena

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí