El diputado comunista Daniel Núñez valoró el rechazo de la sala de la Cámara de Diputados del artículo que privatizaba el rol fiscalizador de la Dirección General de Aguas (DGA).

El mencionado artículo formaba parte del proyecto pro-inversión del Ejecutivo y buscaba modificar el Código de Aguas para introducir la figura del revisor externo pagado por el solicitante, quien realizaría inspección ocular para resolver derechos de agua y controversias.

“Me alegra que la Cámara de Diputados haya frenado el deseo del Gobierno de privatizar el rol fiscalizador de la Dirección General de Aguas. La polémica figura del revisor externo privado y pagado por los poderes económicos de la minería y agroindustria solo se prestaría para seguir apropiándose del agua y continuar perjudicando a comunidades, al sistema de agua potable rural y pequeños campesinos”, remarcó Núñez.

El parlamentario por la Región de Coquimbo destacó que la alerta privatizadora de tan importante función haya sido escuchada por la oposición y votada en contra.

El diputado Núñez espera que el Gobierno haya entendido el mensaje de los diputados y no persevere en el Senado con la polémica figura de los revisores externos.

Asimismo, Núñez pidió al Ejecutivo acelerar el reglamento de la reciente Ley 21.064 del 27 de enero de 2018 que, precisamente, fortalece el rol fiscalizador de la Dirección General de Aguas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí