22 estudiantes de la Región de Coquimbo fueron beneficiados con la entrega de equipamiento especial como parte del Programa “Baja Visión” de Junaeb; el cual integra a los escolares con dificultades visuales que no pueden ser corregidas mediante anteojos y requieren de soportes adicionales o ayudas ópticas para mejorar su visión dentro del aula de clases.

“Estos son dispositivos que les permiten emplear las áreas sanas del ojo para sustituir las dañadas, posibilitando a los estudiantes en condición de baja visión integrarse de una manera más autónoma a la vida diaria”, comentó Bernarda Lamas, Directora Regional (s) de Junaeb.

“Estamos muy contentos de mejorar en parte su calidad de vida, entregándoles implementación que va a la vanguardia en la tecnología”, subrayó la autoridad regional.

Los estudiantes, dependiendo de su condición, recibieron lupas, scanner de bolsillo digital, mesa atril de lecto-escritura, telescopio monocular enfocable y lentes especiales, los cuales serán de gran ayuda en su lectura o visión específica, como señaló Karin Barraza, alumna del Colegio Gabriela Mistral de Coquimbo.

“Así voy a poder ver mejor las cosas, ya que para mí era difícil hacer las pruebas o leer algún libro, con eso me atrasaba en mis estudios y comencé a bajar las notas. Espero con esta ayuda poder comenzar a mejorarlas y que me vaya bien”.

Cabe destacar que las evaluaciones fueron realizadas por profesionales especialistas en esta condición, quienes posteriormente indicaron la implementación necesaria para cada uno de los beneficiarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí