Un llamado a la organización de los agricultores y regantes, realizó el Seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes, para mitigar los efectos de las lluvias pronosticadas para este fin de semana en la región de Coquimbo.

Según reportes de la Dirección Meteorológica de Chile, durante los días sábado 30 de junio y domingo 01 de julio, se pronostican precipitaciones normales a moderadas en la región de Coquimbo. Por lo que es importante que los agricultores mantengan un estado de alerta preventiva y de monitoreo de las condiciones meteorológicas frente a eventuales situaciones de emergencia. Para ello, es necesario que evalúen la pertinencia de adelantar, acelerar o postergar las diferentes labores de terreno típicas de la época.

Al respecto el Seremi de Agricultura, Rodrigo Órdenes entregó las siguientes recomendaciones para los agricultores: “Realizar las tareas habituales de prevención como limpieza de canales, mantención de estanques para acumulación así como realizar aplicación de productos antifúngicos para prevenir pudrición y hongos en los productos, y otras técnicas para evitar caída de los frutos de invierno. Para los crianceros se recomienda mantener bajo resguardo los animales para evitar pérdidas por la crecida de quebradas, y para mantener la temperatura corporal y evitar el estrés térmico”.

Además la autoridad del Agro recalcó el llamado a los agricultores y campesinos a mantenerse informado y atento a las instrucciones impartidas por las autoridades y al autocuidado en los próximos días. “Hacemos un llamado a todos nuestros agricultores y campesinos a tomar todas las medidas de prevención, ante el anuncio de nuevas precipitaciones que afectaran a la región, así mismo, manifestar la importancia de estas precipitaciones que ayudarán a disminuir el déficit hídrico que repercute en el sector silvoagropecuario, recuperación de napas subterráneas y aumentar la capacidad de los embalses”, informó Rodrigo Órdenes.

Cabe destacar, que el Comité de Emergencia Agrícola (CREA) que agrupa a todas las instituciones del Ministerio de Agricultura a nivel regional, se encuentra constituido para actuar de manera coordinada y definir las acciones a seguir frente a los posibles daños que pueda provocar este sistema frontal en el sector agropecuario.