Especialistas del área de Medio Ambiente innovaron para mejorar y acelerar este proceso con especies endémicas producidas en laboratorio, logrando una mayor recuperación de los suelos, aún en condiciones climáticas desfavorables, como es el caso de los largos periodos de sequía.

Un proyecto pionero y modelo en sostenibilidad para la industria minera, que incorpora especies endémicas producidas in vitro para mejorar y acelerar los procesos de reforestación en condiciones climáticas adversas, implementa Minera Los Pelambres en las áreas protegidas y santuarios naturales del sector Monte Aranda, en el valle del Choapa.

La tecnología in vitro tiene un impacto exponencial en los procesos de reforestación, que desde hace ocho años lidera la minera en la zona sur de la región de Coquimbo, debido a los principales factores adversos por los largos periodos de sequía y la débil adaptación de las especies endémicas.

Jorge Araneda, Gerente de Asuntos Públicos de Minera Los Pelambres, afirma que “hicimos un trabajo serio con uno de los mejores investigadores del país y la técnica de ingeniería genética era la mejor alternativa para reproducir especies protegidas y hemos sido los primeros en generar al menos tres ejemplares en vías de extinción dentro del laboratorio, lo que nunca habría sido posible realizar fuera de su ambiente natural”.

Especialistas de la Gerencia de Medio Ambiente de Minera Los Pelambres, con el apoyo del laboratorio Biotecnos de Talca, trabajaron durante más de un año con tres especies endémicas de la zona de Monte Aranda, en Caimanes. Tras una investigación y posterior modelamiento de este proyecto único en Chile, lograron con éxito germinar in vitro la Porlieria chilensis (guayacán), Adesmia confusa (espinillo) y Chloraea Bletioides (orquídea lengua de loro).

En el caso de la Chloraea, una orquídea nativa de Chile, gracias al trabajo de Minera Los Pelambres con Biotecnos, por primera vez se germinó masivamente in vitro, lo que ha generado valiosos conocimientos y aprendizajes silvoagropecuarios.

Víctor Candia, especialista en recursos protegidos de Minera Los Pelambres, explicó que “existen ciertas plantas que por ser propias de la zona no existía información o documentación suficiente para realizar un óptimo proceso de reforestación lo que estaba generando ciertos retrasos en los plazos que debía cumplir Los Pelambres en sus procesos de reforestación. De esta forma, la compañía buscó diversas alternativas, optando por el proceso in vitro”.

Este innovador modelo de reforestación y cultivo permite acortar los tiempos de germinación y realizarlo durante cualquier época del año, para producir miles de nuevas plantas de una sola semilla y mejorar la adaptación de las especies.

Rolando García, doctor en Biotecnología Vegetal del centro Biotecnos, precisó que “estos desarrollos son muy diferentes al proceso normal de germinación, en donde una semilla da origen a solo una planta. Con la tecnología in vitro se pueden obtener miles de plantas de una semilla o de un material genético. Además, logramos varias innovaciones como superar el difícil enraizamiento del Guayacán, lo que nos permitió pasar de un 70% de pérdida a un 100% de adaptación”.

Pablo Cancino, gerente del laboratorio, señaló que en un futuro esperan realizar publicaciones en revistas científicas y hacer presentaciones en seminarios, ya que hasta ahora nunca se había trabajado con este sistema de germinación in vitro, aplicado a la reforestación en minería.

Respecto de las próximas etapas del proyecto, el Gerente de Asuntos Externos, Jorge Araneda, puntualizó que “como Minera Los Pelambres estamos en la etapa de analizar cómo se comportan en terreno esta nuevas plantas, y a simple vista las 200 especies que tenemos en Monte Aranda (Caimanes-Los Vilos) han tenido una mayor capacidad de adaptación que las normales. Esperamos este año, entregar los datos finales sobre sus excelentes resultados y los principales aprendizajes del proyecto”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí