La entidad edilicia realizó trabajos para evitar futuras complicaciones para la comunidad que transita por esa calle, ya sea como transeúnte o en automóvil.

Como cada año la Municipalidad realizó faenas preventivas en la comuna antes del invierno y una de ellas fue en el sector Barrio Norte, específicamente en la calle Camilo Henríquez, donde se efectuó una poda de las ramas de 5 árboles en el tramo Urmeneta-Beltrán Amenábar, que tiene como objetivo prevenir complicaciones relacionadas con la caída de la vegetación.

“Hay acciones que nosotros como Municipalidad de Andacollo vamos desarrollando de forma preventiva en invierno. Uno de esos riegos son los árboles que cuando crecen y se ponen frondosos están en la vía pública, por una parte pueden caer sobre la calzada, generando un riesgo para las personas que transitan a pie o en vehículo y por otro lado también son un riesgo para el tendido eléctrico”, comentó el Alcalde(S) Wilson Núñez Zepeda.

El edil subrogante además agregó que “Es importante aclarar que cuando los árboles intervienen en el tendido eléctrico es responsabilidad de CONAFE el realizar la poda, pero cuando no ocurre eso, la municipalidad debe intervenir con sus recursos para realizar todo el proceso y que así no ocurran situaciones graves”.

Una semana antes del temporal que estaba anunciado para la región, la Municipalidad de Andacollo realizó los trabajos a través del contratista Claudio Pinto y eso permite que los riesgos que se encuentran latentes, ya no sean un peligro real para la comunidad. El costo del procedimiento rondó el millón de pesos y fue asumido en su totalidad por el municipio local.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí