InicioRegiónLaSerenaBordelibre Ediciones: Libros hechos en casa

Bordelibre Ediciones: Libros hechos en casa

Con esfuerzo y constancia la editorial local ha logrado posicionarse en un mercado complejo para las publicaciones independientes.

La edición y publicación de libros ha vivido un notable repunte en los últimos años. La proliferación de editoriales independientes ha permitido difundir principalmente la obra de autores jóvenes y otros más bien desconocidos. En este escenario surge Bordelibre Ediciones, una micro-editorial instalada en la ciudad de La Serena desde fines del 2012 y que se ha propuesto la misión de publicar la obra de autores nacionales, con especial atención a la producción literaria de la región de Coquimbo, a la escritura emergente y al rescate de obras para su reedición.

Liderada y creada por Ignacio Herrera y Paula Ceballos, el sello comprende la edición de textos literarios en los géneros de poesía, narrativa y dramaturgia, además de un conjunto misceláneo que incluye traducción e incorporará ensayo y fotografía.

La editorial entrega una alternativa de expresión cultural y un compromiso con la calidad editorial, conjugando tanto el rigor en la construcción del catálogo como en el trabajo de edición de cada libro para con ello contribuir al desarrollo del patrimonio local y nacional, convirtiéndose en agente difusor de la bibliodiversidad. Sus publicaciones están a la venta en la Feria del Libro de La Serena.

Ignacio Herrera, uno de sus fundadores, profundiza sobre su trabajo y proyecciones.

¿Qué opinión tiene de la Feria del Libro de La Serena?

En términos generales esta es, sin duda, una de las ferias importantes del país. Por supuesto que ha tenido altos y bajos si queremos opinar de programación, participación, expositores u organización, pero ha permanecido y oxigena el tejido de los que aquí habitamos y el de la fauna humana que hoy, como expositores, vemos pasar. En términos editoriales, la Feria del Libro de La Serena es una excelente oportunidad para difundir nuestro trabajo mediante el lanzamiento de novedades o la presentación de libros editados el año anterior; el contacto directo con lectores, escritores, editores y sus lecturas; indagar en gustos, conversar y conversar, son gratas oportunidades. Un plus para los lectores también: el que estemos dispuestos a hablar de nuestros libros.

¿Cómo nace Bordelibre Ediciones?

Creo que sin querer queriendo mientras cursaba pedagogía en castellano y otras hierbas en la Universidad de La Serena, era el responsable de la edición de la revista “Humus” de estudiantes de la carrera. En ese entonces, año 2000, hice un curso de Edición Profesional de Libros de una semana en la Escuela de Periodismo de la Universidad de Chile, pero aún no vislumbraba lo que podría venir. El 2003 postulamos a unos fondos para realizar encuentros poéticos y en esa oportunidad trajimos y conocimos a Stella Díaz Varín. Una experiencia extraordinaria y que nos dejó un deseo pleno de editar y publicar a Stella. La oportunidad se nos presentó mientras estudiaba el magister de edición de la Universidad Diego Portales, pero el hijo de Stella, Rodrigo, tenía comprometida la obra reunida con la editorial Cuarto Propio. Eso debe haber sido como el 2009 o 2010. Ya decididos a armar una pequeña editorial el 2012 hicimos los papeleos legales y el 2013 nos matriculamos con “Tiempo, medida imaginaria”, el tercer libro publicado por Stella el año 1959.

¿Cuáles son los títulos que han publicado que más repercusión o éxito han tenido?

Si por repercusión o éxito entendemos venta, debería mencionar “Tiempo, medida imaginaria” de Stella Díaz Varín y “Ñache “(2015) de Cristian Geisse. Pero creemos que todos los títulos que hemos publicado valen la alegría de hacer y de que alguien más los lea. Soy un seguidor de Juan Manuel Mancilla a quien le hemos publicado dos títulos “Baúl” (2015) y “Testamento” (2017). Paula asegura que “Cenital, selección de dramaturgia” (2017) de Héctor Álvarez, es un libro fundamental en la dramaturgia regional y nacional. La traducción de “Canción de mi hermana” (2016) hecha por Natalia Figueroa del libro de Giannis Ritsos abre puertas a la literatura griega del siglo XX. Paulo San Páris nos pone a dialogar con la Mistral en su poemario “Lucila, marca registrada” (2014). Qué decir de Rolando Cárdenas y su primer libro “Tránsito breve” (2016). ¡Búsquelo en la feria y sabrá a lo que me refiero! Finalmente, el libro de Ximena Adriasola, la antología “Espejo del silencio” (2014), hace revivir su escritura del olvido oficial y del público en general.

¿Cómo funciona el financiamiento de la editorial?

Cuando planificamos armar una editorial hicimos un catastro de los financiamientos posibles: fondos municipales, fondos del gobierno regional, fondos del libro y la lectura, otros fondos o nuestros propios ahorros. Como muchos optamos por romper el chanchito y reinvertir los recursos generados por las ventas. Desechamos en el camino los dos primeros fondos ante la incapacidad de formar una agrupación cultural sólida. A los Fondos del Libro y la Lectura le hacemos empeño cada vez que juntamos las ganas suficientes de ganarlos o perderlos, sin embargo, no nos ha sido esquivo. Si bien no hemos podido publicar de manera directa con dichos recursos, yo pude estudiar edición gracias a ese fondo y mejorar el año pasado las condiciones tecnológicas de la editorial (adquisición de software e implementación de una página web www.bordelibre.cl). Por otra parte, dos de nuestros libros han sido seleccionados por el Fondo de adquisiciones de libros de autores chilenos para su distribución en bibliotecas públicas, es el caso de “Tiempo, medida imaginaria” y “Tránsito breve”. Lo que implica ingresar plata a la editorial por concepto de 300 ejemplares, eso sí un par de problemas tuvimos con el último libro postulado y no se concretó la compra, pero fue elegido y el que se cayera la compra deja en evidencia algunos problemas que tiene las bases de dicho fondo respecto del trabajo editorial micro o independiente como lo es la exigencia de tener los 300 ejemplares “en bodega” sin considerar la rápida respuesta de la impresión bajo demanda. Un tema a discutir y modificar.

¿Qué proyectos tienen a futuro?

Avanzamos de a poco, esperando no convertir esto en una obligación impertinente. Así dos o tres libros por año y dos años hacia adelante nos proyectamos. Puedo adelantar nombres: Nibaldo Acero, Gabriela Mistral, Humberto Díaz Casanueva y…

¿Cómo ve el panorama de las editoriales independientes en regiones?

El boom de la edición independiente obviamente se manifiesta también en regiones, lo que es una gran noticia si estamos de acuerdo con que su “labor contribuye a la dinamización cultural a lo largo del país y a la descentralización de la producción y circulación de bienes culturales”, como se señala en el libro “La edición independiente en Chile. Estudio e historia de la pequeña industria” (2009-2014) del 2015. Y si esto no lo convence, vea lo que hace Cinosargo en Arica, Libros del Cardo o Hebra en Valparaíso, Ñire Negro en Coyhaique o Bordelibre en Coquimbo.

Alonso Maximiliano
Para seguir la trayectoria: mira al maestro, sigue al maestro, camina junto con el maestro, mira a través del maestro, conviértete en el maestro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment - Aguas del Valle

Lo último

Comentarios