Las iniciativas son coordinadas por el Programa Red Cultura del Área de Ciudadanía Cultural y consisten en estadías de un/a artista, o colectivo artístico, en un territorio geográfico y su comunidad específica por un periodo de 3 meses.

Promover instancias de creación colaborativa y diálogo a través de las historias y experiencias de las comunidades participantes, facilitando espacios de reflexión en torno a su patrimonio local, memoria e identidad, es uno de los objetivos que trabajó la artista visual, y especialista en educación artística, Amalia Pascal en la comuna de Los Vilos, permitiendo también acercar a la comunidad a la Casa de la Cultura, donde se desarrollaron diversas actividades en torno a esta experiencia.

Para Amalia ha sido una experiencia muy linda e inolvidable, agradecida de la oportunidad asegura que la repetiría muchas veces más. “He logrado trabajar con estudiantes del liceo, con una junta de vecinos, con familiares de ex trabajadores del ferroviario (entre otras). Ha sido muy lindo trabajar con personas tan distintas en generaciones, con mujeres, y lo que ha generado en ellas y estar involucrada y aprender de los adolescentes y de las adultas. Ha sido muy en realidad muy enriquecedor”, comentó.

En la comuna agradecen la intervención de esta iniciativa, recalcando la importancia de trabajar con los y las estudiantes del liceo de la comuna. “Se ha visto que los muchachos tienen muchas opciones donde pueden desarrollar sus capacidades, donde derrochar sus energías y encontrar espacios donde ocupar el tiempo libre. Así que desde esa perspectiva también ha sido muy positivo e integrador”, enfatizó Rodrigo Vidal, encargado de cultura de la Municipalidad de Los Vilos.

Y así como en Los Vilos trabajaron con Amalia en “Los rieles de nuestras voces”, en Paihuano el colectivo artístico itinerante Familia Casa Verde invitó a la comunidad a ser parte de la residencia “Agarrando Valle”, con la idea de generar espacios inclusivos de reflexión en torno a la falta de reconocimiento y valoración del patrimonio inmaterial y natural local, activando el diálogo de la Casa de la Cultura de Paihuano con los vecinos de la comuna.

Las Residencias buscan cruzar prácticas artísticas con contextos locales y sus realidades sociales, mediante el trabajo de arte colaborativo, vinculando recíprocamente un proceso artístico con las prácticas locales de una comunidad específica, para mejorar el acceso de las comunidades a experiencias artísticas y/o culturales, aportando a su propio desarrollo cultural.

Efraín Robles, cineasta e integrante del Colectivo Estudio Repisa, ejecutantes de la iniciativa “Álbum de Mitopoesía Documental” en la comuna de Punitaqui, agradece muy contento esta oportunidad de conocer la comuna, su belleza natural y por supuesto la historia de los habitantes del territorio. “Punitaqui es bien especial, tiene una geografía bien excéntrica, tiene piedras gigantescas, petroglifos, unos paisajes hermosos y su población está muy abierta a expresar, a mostrar y que esté todo documentado de alguna manera. Se nota que no hay un registro tan extenso de la historia punitaquina. Existen esbozos, trabajos chicos, libros y fotos, pero esto es un rescate más histórico y es bonito generar una historia de una película sobre la historia de Punitaqui”, comentó el artista, asegurando además que este trabajo quedará a disposición de la comunidad.

Durante el mes de diciembre se cerrarán los proyectos en Paihuano y Punitaqui, instancias, que junto a la de Los Vilos permitieron vivir a las comunas una grata experiencia con artistas, además de reactivar el uso de las infraestructuras culturales de estas mismas.

Todos los detalles y registro fotográfico de las actividades realizadas se pueden encontrar en http://bitacoraresidencias.cultura.gob.cl/residencia/region/coquimbo/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí