InicioTendenciasLos riesgos asociados a las dietas express

Los riesgos asociados a las dietas express

Con la llegada del verano es común tratar de eliminar kilos mediante un régimen alimenticio extremo, conducta que conlleva efectos perjudiciales para la salud, advierte experta de la UCN.

A medida que se acerca el verano, la impaciencia por bajar de peso lleva a hombres y mujeres a hacer dietas que prometen eliminar los kilos demás en muy poco tiempo. A simple vista, los resultados de estos programas son muy atractivos, pero los efectos negativos de estos planes alimenticios son indiscutibles, advierten los expertos.

En Internet se encuentran muchas de estas dietas express, que consisten en bajar considerablemente el consumo de alimentos necesarios para llevar una vida saludable. Muchos de estos programas alimenticios no logran cubrir las 2000 kilocalorías diarias para un adulto sano, considerando su estado nutricional y de salud; otros se basan en el consumo de un solo nutriente (proteínas o lípidos) o de un solo alimento. Quienes optan por estas opciones se arriesgan a una baja en su sistema inmune, incrementan el riesgo de contraer infecciones y se ven afectados por un cansancio constante.

Para explicar los peligros de hacer estas dietas, la nutricionista y académica de la Universidad Católica del Norte, Mariana Araya, usa de ejemplo la dieta de la manzana: “Si bien la manzana es un alimento saludable, no va a lograr proveer todos los nutrientes que el organismo necesita, sí va a estar aportando vitaminas, minerales y agua, pero no proteínas y carbohidratos, que son esenciales. En ese sentido la alimentación tiene que ser saludable, equilibrada y tiene que cumplir con los requerimientos que uno necesita, tanto de macronutrientes como de vitaminas y minerales. Por ejemplo, una dieta que no aporte hierro va a generar anemia, si es una dieta concentrada en proteínas, puede generar daño renal”.

Lo más recomendable para tratar el sobrepeso, agrega la experta, es buscar la asesoría de un nutricionista, de esta manera se contemplarán todas las necesidades del paciente y se programará un plan específico de acuerdo a su organismo. Los resultados no van a ser a corto plazo, advierte, pero con este procedimiento se van a generar hábitos alimenticios fundamentales. “Más que usar el concepto de dieta hay que utilizar el concepto estilo de vida saludable, y dentro de este estilo de vida saludable vamos a encontrar una alimentación balanceada que va a incluir distintos tipos de alimentos en las porciones indicadas para cada persona y que lógicamente se complemente con la actividad física”, concluye Mariana.

Respecto a esto último, cabe recordar la información entregada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), según la cual, para que una persona deje de ser sedentaria, debe realizar cinco veces a la semana media hora de caminatas o ejercicios cardiovasculares o 150 minutos de ejercicios cardiovasculares durante la semana.

Alonso Maximiliano
Para seguir la trayectoria: mira al maestro, sigue al maestro, camina junto con el maestro, mira a través del maestro, conviértete en el maestro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisment - Aguas del Valle

Lo último

Comentarios