En el sector de Baquedano, en la comuna de Coquimbo, el Intendente Claudio Ibáñez lideró un intenso despliegue informativo, para llamar a la comunidad a ser parte del ejercicio que se realizará durante la mañana de este jueves 10 de noviembre.

El 16 de septiembre del año pasado, y cerca de las 20 horas, la Región de Coquimo fue azotada por uno de los terremotos de mayor intensidad de las que se haya tenido registro. Un escenario de emergencia que gatilló en la evacuación de miles de personas, especialmente, desde el borde costero.

Por ello en todo este sector se realizará un ejercicio de evacuación luego de un terremoto con alerta de tsunami este jueves 10 de noviembre. “Qué pasaría si esto hubiese ocurrido temprano, con todas las empresas trabajando, con las personas en sus casas, con los escolares y estudiantes en sus recintos y con alto tráfico vehicular. Entonces el llamado es a todos, a participar de este ejercicio preventivo, de cultura frente a los desastres que es parte de nuestra realidad. Entonces tenemos que estar preparados en horarios distintos a lo que pasó en esta última tragedia”, manifestó el Intendente Claudio Ibáñez.

La participación ciudadana es clave para medir las fortalezas y debilidades durante este ejercicio, enfatizó el jefe regional. Bien lo saben los vecinos del sector de Baquedano en la comuna de Coquimbo, la llamada zona cero, que sufrió graves daños por la fuerza de las olas.

“Nosotros como vecinos estamos dispuestos a colaborar y hacer el ejercicio, porque nosotros lo vivimos. Hemos ejercitado y queremos ver cuáles son las falencias que hay en la evacuación”, señaló Betty Santander, presidenta del Comité de Vecinos Unión Baquedano.

En este sector de la comuna puerto se realizó una jornada de difusión e información acerca del simulacro, invitando a los vecinos a ser parte de este ejercicio y dando a conocer las zonas de seguridad. “Aquí fue una cosa terrible. Yo me asusté y arranqué, así que uno nunca sabe lo que se puede venir”, manifestó Celián Morán, vecino de Baquedano. En tanto, Consuelo Osorio, acotó que “igual hay que estar preparado, ha habido muchos temblores y es bueno que la gente sepa dónde ir, porque hay gente que no sabe y prefiere quedarse en su casa y eso es peligroso”.

El simulacro se desarrollará en la mañana de este jueves 10 de noviembre, en un horario reservado y se estima que pueda durar entre 45 minutos y una hora. La alerta la darán los vehículos de emergencia de Carabineros, la Armada y Bomberos, para iniciar la salida a pie, desde la zona de inundación hacia los sectores de seguridad.

“Tenemos que profundizar esta cultura preventiva y el llamado es a todos los que vivan, trabajen o estudien en el borde costero de las comunas de La Higuera, Coquimbo, La Serena, Ovalle, Canela y Los Vilos”, enfatizó el Intendente Ibáñez.

“Los tiempos de respuesta están enmarcados entre 15 a 20 minutos como máximo para llegar a la zona de seguridad. Allí habrán puntos de encuentros con evaluadores y observadores externos para realizar un chequeo y con ello levantar una evaluación final”, acotó el Director Regional de ONEMI, Rubén Contador.

Unas 100 mil personas se espera movilizar durante esa jornada, y en cuanto al monitoreo, hay nuevas tecnologías que permitirán anunciar y observar el desarrollo del proceso, entre ellos el sistema de visión de riesgo y desastre, plataforma web que contiene información detallada de las zonas de evacuación, además del apoyo de las cámaras de televigilancia con altoparlantes que la Subsecretaría de Prevención del Delito, del Ministerio del Interior, instaló en los sectores donde se realizará el simulacro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí