Cientos de vecinos de la zona colaboran para llevar a cabo acciones de promoción, prevención y tratamiento en la población. Esto gracias a un programa que promueve la formación de ciudadanos, que se transforman en agentes responsables de su salud y de su comunidad.

Más de 470 personas, entre familias y equipos de salud de la Región de Coquimbo, participaron en el Encuentro de Grupos de Autoayuda Multifamiliares, una instancia que por décimo año consecutivo busca reunir a personas que día a día trabajan para mejorar la calidad de vida de la comunidad, contribuyendo al trabajo en materia de salud mental.

Vilma Tapia es trabajadora comunitaria de La Serena, lleva 11 años aportando a esta causa y cuenta que comenzó a trabajar en ella por una experiencia personal. “Con mi familia estábamos viviendo una dificultad que no había tenido solución por muchos años, mi hermano tenía dependencia al alcohol y otras drogas. Nos enteramos de esta iniciativa y comenzamos a participar, allí nos entregaron herramientas de salud mental y fui viendo cambios reales en mi hermano, además me di cuenta que haciendo cambios familiares, también pudimos ayudarlo a él”, expresa.

La idea de este encuentro fue fortalecer el Programa Ecológico en la región, una estrategia que se implementa tanto en los hospitales como en los establecimientos de atención primaria del sistema público y que se orienta a desarrollar acciones de promoción, prevención y tratamiento en salud mental, formando a voluntarios que apoyan el trabajo realizado por los equipos del Red Asistencial Pública desde la propia comunidad.

Al respecto, Lenka Alfaro, Asesora de la Unidad de Salud Mental del Servicio de Salud Coquimbo, señaló que “buscamos formar familias que sean autogestoras en el cuidado de su salud, lo que implica que cada persona es responsable de ello. En la región tenemos más de 56 grupos de autoayuda que trabajan por mejorar la calidad de vida y que se han convertido en socios de los equipos de salud, trabajando juntos por el bienestar de la comunidad”.

El Programa Ecológico considera a la familia como agente de cambio, promoviendo la capacitación de ciudadanos para transformarse en sujetos auto-gestores, participativos, y responsables de su salud y la de los suyos.

Cabe destacar que en la Región de Coquimbo este programa realizó un importante aporte en 2015 para enfrentar exitosamente la emergencia post terremoto. Durante ese proceso, los grupos de autoayuda, los equipos de salud mental de la red y estudiantes de psicología de la zona apoyaron a las familias afectadas.

En dicha oportunidad, el rol de la comunidad fue fundamental. “Al día siguiente del terremoto fuimos a ayudar a las familias afectadas, les dimos la primera contención, los motivamos a expresar sus emociones y los acompañamos. Fue una experiencia bien significativa, tanto que muchas familias se unieron a los grupos de autoayuda en salud mental y permanecen en ellos hasta el día de hoy”, expresó Johanna Berenguela, trabajadora comunitaria de Coquimbo.

El encuentro fue organizado por los propios grupos de autoayuda multifamiliares, los equipos de salud de la región y el Servicio de Salud Coquimbo. Contó con la presencia del director de dicha institución, Ernesto Jorquera, y en la instancia se generaron espacios para compartir experiencias en relación a la implementación de este programa a nivel local.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí