Debido a la gran intensidad del terremoto registrado en la zona, la sanitaria deberá realizar un corte de emergencia para reparar rotura en aducción que alimenta a ambas comunas.

Los trabajos se extenderán desde las 20 horas de hoy hasta la mañana del viernes 18 de septiembre.

El gerente regional de Aguas del Valle, Andrés Nazer, informó que esta tarde se realizará un corte de emergencia, para reparar una rotura en la aducción que alimenta a las comunas de La Serena y Coquimbo que sufrió graves daños tras el terremoto registrado en la zona central del país.

“Lamentamos las molestias que esta situación de emergencia trae para nuestros clientes. A consecuencia del terremoto se ha dañado esta aducción que es clave para el suministro de ambas ciudades, lo que hace impostergable un corte para su reparación ”, detalló el ejecutivo.

Agregó que se destinarán 20 camiones aljibes y 60 estanques estacionarios como medida de mitigación y dijo que se están coordinando con las autoridades todas las acciones para enfrentar la situación de fuerza mayor provocada por la catástrofe. “Les pedimos a nuestros clientes acumular una cantidad acotada de agua, suficiente para necesidades básicas”, dijo.

La suspensión afectará a unos 40.000 clientes de los siguientes sectores: Milagro 1 y 2, Colina el Pino, Barrio Universitario, La Arboleda, Altos de Milagro, Vista Hermosa, Villa el Indio, San Joaquín, El Agrado de Peñuelas, El Arrayán, Hibiscus, Sinderpart , Punta Mira San Juan.

“Alrededor del 96% de nuestros clientes en la región está con servicio de agua potable. Nuestros equipos están trabajando desde anoche en terreno y hasta ahora se han registrado interrupciones puntuales en algunos sectores, concentrándose la mayor cantidad en de Illapel y Salamanca a raíz una rotura de una matriz y de una aducción, respectivamente”, explicó.

Situación del servicio en la región

Los equipos de Aguas del Valle continúan trabajando en Illapel y Salamanca para reponer el servicio. Por ahora se mantienen 27 estanques estacionarios y 8 camiones aljibes en Illapel. En Salamanca, en tanto, se ha dispuesto de 16 estanques y 8 aljibes, para apoyar a la comunidad con el abastecimiento de agua potable.

Mientras en Illapel se espera poder restablecer el suministro mañana, los trabajos que se requieren en Salamanca son más complejos y tomarán más tiempo. Se actualizará oportunamente.

Por otra parte, la sanitaria informó que varias plantas de tratamiento de aguas servidas resultaron inundadas por el tsunami y con daños por escombros. Las plantas elevadoras de aguas servidas de Borgoño y Unitario, ambas en Coquimbo norte presentan dificultades en su operación. Se está coordinando con la SISS las medidas a adoptar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí