Clientes de Ovalle que contaban con agua desde la noche del viernes para uso sanitario, ya pueden usarla para consumo.

El gerente de la sanitaria Andrés Nazer informó sobre la situación de abastecimiento de agua potable tras el frente de mal tiempo que azotó la región.

En Illapel, “se mantienen 2.000 hogares sin agua potable por la alta turbiedad en nuestras fuentes productivas y seguimos trabajando para recuperar la totalidad de caudal en la Planta Álvarez Pérez. Por el momento mantenemos la producción de agua a un 60%”.

Agregó que se aumentó el número de puntos fijos de distribución de agua potable a 36 y 27 camiones aljibes , los que serán reforzados a partir de las próximas horas. Se continúa trabajando y monitoreando el río para recuperar en un 100 % la producción de agua.

En tanto en Ovalle, en conjunto con las autoridades se ha levantado la emergencia sanitaria. Los clientes estaban con suministro de agua en sus hogares levemente sobre la norma de turbiedad, sin embargo, desde la tarde de hoy ya cuentan con agua potable apta para consumo en la red de distribución.

El ejecutivo agregó que siguen alertas monitoreando las quebradas y los ríos de las distintas zonas de la región, evaluando las turbiedades y con todas las medidas de contingencia preparadas en caso de cualquier eventualidad. “Lamentamos los inconvenientes que esta emergencia climática ha producido a nuestros clientes. Nuestros equipos siguen atentos a la evolución del temporal y el estado de las fuentes”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí